Sunak invoca el espíritu de Margaret Thatcher y promete reducir los impuestos

Rishi Sunak, primer ministro del Reino Unido. / RR.SS.
Rishi Sunak, primer ministro del Reino Unido. / RR.SS.
Su programa para la reeleción incluye una rebaja en la cotización a la Seguridad Social. Desde su llegada al poder, ha reducido este tributo del 12% al 8%, y ahora promete reducirlo al 6%.
Sunak invoca el espíritu de Margaret Thatcher y promete reducir los impuestos

En medio de una campaña electoral turbulenta, el primer ministro británico, Rishi Sunak, ha presentado su programa-manifiesto político, evocando el espíritu de la exprimera ministra, Margaret Thatcher, y prometiendo significativas reducciones de impuestos. En un evento celebrado en el icónico circuito de Silverstone, Sunak delineó su visión económica, buscando fortalecer su posición y apelar a la base conservadora.

Sunak aseguró que su partido, siguiendo los principios de Thatcher y su ministro de Economía, Nigel Lawson, implementará una gestión financiera estricta. "Somos el partido de Margaret Thatcher y Nigel Lawson, creemos en la gestión saludable del dinero", afirmó Sunak. Entre las medidas anunciadas, se destacan la reducción de impuestos, ayudas para la compra de vivienda, y recortes en las ayudas sociales para aquellos en edad de trabajar.

El programa del primer ministro para la reeleción incluye una rebaja de dos puntos porcentuales en el National Insurance, la cotización a la Seguridad Social que paga el trabajador. Desde su llegada al poder, ha reducido este impuesto del 12% al 8%, y ahora promete reducirlo al 6%. Además, los autónomos verán prácticamente eliminadas sus cotizaciones, una medida que ha sido recibida con sorpresa y agrado por este sector.

La crisis de la vivienda en el Reino Unido ha obligado a los partidos a competir con propuestas ambiciosas. Sunak ha prometido la construcción de 1.6 millones de nuevas residencias y la eliminación del stamp duty (impuesto de compraventa de viviendas) para propiedades de hasta medio millón de euros. Además, se destinarán hasta 1.200 millones en ayudas a los primeros compradores, con el objetivo de revivir el logro de Thatcher de crear una “nación de propietarios”.

Para financiar las prometidas rebajas fiscales, Sunak propone recortes significativos en las ayudas sociales. Las medidas incluyen la reducción de ayudas a aquellos que pueden trabajar, pero no lo hacen, y la reforma de las leyes de bajas laborales para limitar la capacidad de los médicos de concederlas. Sunak confía en ahorrar hasta 14.000 millones de euros con estas medidas.

Críticas y escepticismo ante el plan económico

Las propuestas de Sunak no han estado exentas de críticas. Paul Johnson, director del Instituto de Estudios Fiscales, expresó su escepticismo sobre la viabilidad de los ahorros prometidos por Sunak. "Hasta ahora, lo que prometen son regalos que serán financiados por unos ahorros inciertos y poco específicos", comentó Johnson.

Los dos años de mandato de Sunak han sido marcados por un constante tira y afloja con los diputados conservadores, que reclaman rebajas de impuestos para sobrevivir políticamente. La presentación del manifiesto en Silverstone, un escenario que podría haber sido más efectivo en manos de un político como Boris Johnson, busca reiniciar la campaña y dejar atrás los errores cometidos.

Sunak también aprovechó la ocasión para atacar a su principal rival, el líder laborista Keir Starmer, advirtiendo a los votantes sobre los riesgos de un cambio de gobierno. "Os está pidiendo que le entreguéis un cheque en blanco, sin decir qué quiere comprar ni cuánto le va a costar", declaró Sunak, intentando sembrar dudas sobre las propuestas laboristas.

Con la evocación de la figura de Margaret Thatcher y la promesa de un gobierno que prioriza la gestión fiscal responsable, Rishi Sunak busca fortalecer su posición y asegurar el apoyo de la base conservadora que poco a poco se desplaza hacia otros personajes prominentes. En un escenario electoral complejo, su programa-manifiesto intenta ofrecer un camino claro hacia la estabilidad económica y la reducción de impuestos, mientras enfrenta el desafío de convencer a los votantes de su viabilidad y eficacia. @mundiario

Comentarios