El suministro de ayuda humanitaria en Gaza se reduce a la mitad

La ayuda alimentaria llega a una escuela de la UNRWA convertida en refugio en Gaza. / UNRWA.
La ayuda alimentaria llega a una escuela de la UNRWA convertida en refugio en Gaza. / UNRWA.
El cierre regular de los dos pasos fronterizos de entrada al enclave y la inseguridad debida a las operaciones militares son los principales obstáculos que impiden la entrega de ayuda.
El suministro de ayuda humanitaria en Gaza se reduce a la mitad

La ayuda humanitaria en la asediada Gaza ha experimentado una drástica disminución del 50% en comparación con enero, según Philippe Lazzarini, el responsable de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA).

En un comunicado difundido este lunes a través de X, Lazzarini enfatizó la necesidad de aumentar, en lugar de disminuir, la ayuda para satisfacer las enormes necesidades de los dos millones de habitantes de Gaza, quienes enfrentan condiciones desesperadas.

Entre los obstáculos que dificultan la entrega de ayuda, Lazzarini destacó la falta de voluntad política, el cierre regular de los pasos fronterizos, la inseguridad debido a operaciones militares y el colapso del orden civil. El llamado del comisionado general a un alto el fuego y al levantamiento del asedio busca permitir la llegada de ayuda vital y suministros comerciales.

La agencia de la ONU informó que en promedio solo 98 camiones de ayuda entraron en Gaza este mes, señalando "dificultades significativas" en los cruces de Kerem Shalom y Rafah debido a limitaciones de seguridad y cierres temporales. Los recientes ataques aéreos israelíes cerca de los cruces han afectado gravemente la seguridad en la gestión de los suministros.

Inseguridad alimentaria

En cuanto a la situación en el terreno, los combates intensos continúan en toda la Franja de Gaza, especialmente en el norte, Deir al Balah y Khan Younis. La afluencia de personas hacia Rafah en busca de refugio, combinada con los ataques aéreos en la zona, plantea preocupaciones adicionales sobre las operaciones humanitarias.

Más del 75% de la población de Gaza, hasta 1,7 millones de personas, se ha visto desplazada desde el inicio de las hostilidades tras los ataques dirigidos por Hamás en Israel el 7 de octubre. La escasez de alimentos y agua empeora, con más de dos millones de personas enfrentando niveles críticos de inseguridad alimentaria y problemas de acceso al agua potable en las gobernaciones del norte, según alertan las agencias de la ONU. @mundiario

Comentarios