Putin cesa al viceministro de Defensa tras destituir a Serguéi Shoigú

Yuri Sadovenko, exviceministro de Defensa ruso. / RR.SS.
Yuri Sadovenko, exviceministro de Defensa ruso. / RR.SS.
Yuri Sadovenko, quien había ocupado el puesto desde enero de 2013, fue reemplazado por Oleg Saveliev, anteriormente auditor en la Cámara de Cuentas de Rusia.
Putin cesa al viceministro de Defensa tras destituir a Serguéi Shoigú

En una serie de movimientos estratégicos dentro del Ministerio de Defensa de Rusia, el presidente Vladímir Putin cesó este lunes al viceministro de Defensa, Yuri Sadovenko, quien había ocupado el puesto desde enero de 2013, fue reemplazado por Oleg Saveliev, anteriormente auditor en la Cámara de Cuentas de Rusia, según informaron fuentes oficiales.

La destitución de Sadovenko ocurre apenas una semana después de la salida del entonces ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, quien ahora ocupa el cargo de secretario del Consejo de Seguridad ruso. Shoigú, una figura clave en la defensa rusa durante más de una década, fue reemplazado en un contexto de cambios significativos y desafíos internos en el ministerio.

Dos días después de la destitución de Shoigú, un alto cargo de su cartera fue arrestado en relación con un posible caso de corrupción. Esta detención marca la segunda investigación por corrupción dentro de la cúpula de Defensa rusa en menos de un mes. Previamente, Timur Ivanov, viceministro y mano derecha de Shoigú, también fue detenido por acusaciones similares.

El pasado 14 de mayo, Putin firmó un decreto confirmando al economista Andréi Beloúsov como nuevo ministro de Defensa. Beloúsov, de 65 años, había sido el número dos del Gobierno desde enero de 2020, coordinando la fabricación de drones y equipos de lucha radioelectrónica. Putin justificó el nombramiento con la necesidad de gestionar los significativos recursos asignados a defensa y seguridad, estimados en un 8,7% del Producto Interior Bruto (PIB) ruso, y modernizar las Fuerzas Armadas y la industria militar.

En declaraciones recientes, Putin afirmó que el Ejército ruso está mejorando "diariamente" sus posiciones en el frente, asegurando que no habrá cambios en el Estado Mayor. Esta declaración subraya la intención de mantener la estabilidad en la cúpula militar mientras se implementan las reformas.

Desde la perspectiva internacional, la destitución de Shoigú ha sido interpretada de diversas maneras. Estados Unidos ha señalado este cambio como un indicio de la "desesperación" de Putin ante los costos de la invasión de Ucrania. Vedant Patel, portavoz del Departamento de Estado de EE UU, afirmó que este movimiento refleja las dificultades de Rusia para sostener su guerra de agresión, la cual ha resultado en significativas pérdidas económicas y humanas, con estimaciones de hasta 315.000 bajas rusas.

El portavoz añadió que la movilización del Kremlin ha causado un gran sufrimiento a las familias rusas, insistiendo en que Putin podría poner fin a la guerra en cualquier momento retirando sus fuerzas de Ucrania. Esta postura destaca la creciente presión internacional sobre Rusia para resolver el conflicto.

Por su parte, el servicio de Inteligencia británico ha descartado que la destitución de Shoigú tenga un impacto inmediato en el avance de las tropas rusas en Ucrania. Según la Inteligencia británica, es improbable que el cambio de ministro de Defensa altere significativamente los objetivos de Rusia en el conflicto, especialmente dado que no se han anunciado cambios en los altos cargos del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.

El nuevo ministro de Defensa, Andréi Beloúsov, enfrenta ahora el desafío de implementar las reformas necesarias y gestionar la estrategia militar en un contexto de continuas tensiones internacionales y dificultades internas. La situación actual representa un reto significativo para la estabilidad y eficacia de las fuerzas armadas rusas en medio del prolongado conflicto con Ucrania. @mundiario

Comentarios