Meloni vence en Italia y lidera el auge de la ultraderecha en la UE

Giorgia Meloni, primera ministra italiana votando. / RR.SS
Giorgia Meloni, primera ministra italiana votando. / RR.SS
Los resultados de las elecciones europeas consolidan la figura de la primera ministra, la gestión de su Gobierno y la convierten en un actor clave para pactar en el Parlamento Europeo.
Meloni vence en Italia y lidera el auge de la ultraderecha en la UE

Giorgia Meloni ha logrado una victoria significativa en las elecciones europeas en Italia, según los sondeos a pie de urna y las primeras proyecciones disponibles la noche del domingo. Italia, siendo el último país en cerrar los colegios electorales a las once de la noche, presentó estos datos preliminares que indican un apoyo robusto para Meloni y su partido, Hermanos de Italia.

El partido de ultraderecha, liderado por la primera ministra Giorgia Meloni, habría obtenido alrededor del 27 % de los votos. Este resultado muestra una ligera mejoría respecto a las elecciones generales de 2022, donde alcanzaron el 26 %. Aunque esta cifra estaba dentro de lo previsto por las encuestas, reafirma la consolidación del partido en el panorama político italiano y europeo.

Meloni hizo su aparición en la noche electoral tras tres horas de discusiones sobre el auge de sus compañeros de filas en la ultraderecha. Este timing escénico subraya el papel prominente que ha adquirido Meloni en la política europea. A medida que se esperan los resultados definitivos, los sondeos sugieren que Meloni llevará al Parlamento Europeo un número significativo de escaños, fortaleciendo su influencia en las futuras coaliciones y decisiones legislativas.

La relación entre Meloni y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, será crucial en los próximos años. Von der Leyen ha destacado la capacidad de Meloni para trabajar eficazmente, subrayando su postura europeísta y su apoyo a Ucrania contra Rusia. Esta colaboración práctica, aunque no ideológica, será fundamental para definir cómo se desarrollarán las dinámicas políticas en la UE.

Melonj ha sorprendido a Europa

Desde su victoria en las generales de 2022, Meloni ha cultivado un perfil más europeísta de lo esperado, posicionándose como un posible socio para los conservadores en el Parlamento Europeo. Este enfoque ha generado preocupaciones entre los socialistas y liberales, quienes temen un posible fortalecimiento de la extrema derecha. No obstante, Meloni podría convertirse en un puente con la ultraderecha, influenciando la agenda comunitaria en temas clave como el cambio climático y la inmigración.

En Italia, las elecciones se han planteado en clave interna, reforzando el liderazgo de Meloni en su gobierno de ultraderecha. Su principal rival, el Partido Democrático (PD), liderado por Elly Schlein, ha mostrado una recuperación significativa, obteniendo alrededor del 23 % de los votos. Esta mejora en el PD es una señal positiva para la familia socialista europea, necesitada de un buen resultado por su cada vez más evidente declive electoral.

Según los sondeos, el Movimiento 5 Estrellas está viviendo momentos turbulentos, obteniendo solo entre el 10-11 % de los votos, muy por debajo del 15 % de las últimas generales. Por otro lado, la Alianza de Verdes e Izquierda ha sorprendido al alcanzar el 6 %, lo que indica una diversificación del espectro político en Italia.

Consolidación del poder en la derecha

El segundo objetivo de Meloni es consolidar su poder en el ámbito político italiano. Aspira a ocupar todo el espectro, desde la extrema derecha hasta el centro conservador, huérfano tras el fallecimiento de Silvio Berlusconi. Esta consolidación podría acercarla a su proyecto de una gran reforma institucional que aumente el poder del primer ministro, propuesta que se someterá a referéndum.

Forza Italia y la Liga han mantenido porcentajes similares a los de hace dos años, con Forza Italia alcanzando el 10 % y la Liga quedando en un 8%. Este resultado pone en peligro el liderazgo de Matteo Salvini en la Liga, quien podría considerar provocar una crisis de gobierno. Meloni, que en 2019 era una fuerza minoritaria, ha transformado significativamente el panorama político en Italia.

En los últimos días de campaña, Meloni adoptó un tono más agresivo y populista, destacando su viaje a Albania para anunciar la apertura de campos de acogida para inmigrantes. Esta estrategia compitió directamente con la Liga, cuyo candidato, Roberto Vanacci, también buscaba atraer votantes con retórica contundente contra extranjeros y homosexuales. Sin embargo, Meloni ha salido victoriosa, reafirmando su liderazgo.

La victoria de Meloni en estas elecciones europeas marca un punto crucial tanto para Italia como para la Unión Europea, estableciendo un nuevo equilibrio de poder y alianzas en el Parlamento Europeo.

Comentarios