Italia archiva la causa contra tres ONG por favorecer la inmigración irregular

Migrantes en el Mediterráneo / El Clarín
Migrantes en el Mediterráneo / El Clarín
Este caso de siete años costoso y extenso está dirigido contra las organizaciones humanitarias que operan en el Mediterráneo en misiones de salvamento de inmigrantes náufragos.
Italia archiva la causa contra tres ONG por favorecer la inmigración irregular

La justicia italiana ha desestimado la causa contra 21 cooperantes pertenecientes a tres ONG de salvamento marítimo acusadas de favorecer la inmigración irregular. Este caso, que ha durado siete años y con un coste de tres millones de euros para las arcas estatales, se ha convertido en el proceso más largo, costoso y extenso contra las organizaciones humanitarias que operan en el Mediterráneo en Italia en misiones de salvamento de inmigrantes náufragos. Para las organizaciones involucradas, representa un símbolo de los esfuerzos del Gobierno italiano por criminalizar las labores de rescate en la región.

Los cooperantes absueltos pertenecen a cuatro tripulantes del barco Iuventa de la ONG alemana Jugend Rettet, y a otros 17 trabajadores humanitarios de Save the Children y Médicos sin Fronteras (MSF). Enfrentaban penas de hasta 20 años de prisión por supuestamente colaborar con traficantes de personas y actuar como "taxis" para migrantes. Sascha Girke, uno de los acusados del Iuventa, ha denunciado que este proceso, "defectuoso" e "impulsado por motivos políticos", ha contribuido a la muerte de miles de personas en el Mediterráneo o su retorno forzoso a una Libia devastada por la guerra.

La investigación se inició en 2016 por la Fiscalía de Trapani (Sicilia), tras acusaciones de favorecer la inmigración irregular en operaciones de rescate. El Iuventa había salvado a unas 14.000 personas hasta su incautación en agosto de 2017 en Lampedusa. Además del buque, se confiscaron teléfonos y ordenadores de la organización que supuestamente demostrarían relaciones con traficantes, algo que siempre han negado.

Una investigación reveló que el Ministerio del Interior italiano había ordenado investigar a las ONG sin pruebas concretas, utilizando micrófonos ocultos y agentes infiltrados. Los jueces grabaron en secreto llamadas entre cooperantes y periodistas. En ese momento, el ministro del Interior Marco Minniti impulsó un código de conducta que las ONG rechazaron por restringir sus actividades.

Restricciones al salvamento marítimo

Tras cinco años de instrucción, las audiencias preliminares comenzaron en 2022. El 28 de febrero, la Fiscalía pidió el sobreseimiento por falta de pruebas, y el Ministerio del Interior aceptó la decisión. Este jueves, un juez de Sicilia retiró todos los cargos contra los acusados.

El caso Iuventa marcó el inicio de una campaña de difamación contra el rescate civil en el Mediterráneo. Considerado el mayor cementerio acuático del mundo, se estima que al menos 28.000 migrantes han muerto o desaparecido en la última década intentando llegar a Europa.

En un comunicado, la tripulación del Iuventa recordó que las medidas represivas continúan, ahora centradas en obstrucción administrativa. Leyes recientes asignan puertos lejanos a barcos de rescate y prohíben más de un rescate a la vez. Esto se suma a políticas europeas de externalización de la gestión de fronteras a terceros países, como Libia o Túnez. @mundiario

Comentarios