El Ejército del Congo frustra un intento de golpe de Estado

Vital Kamerhe, vice primer ministro de Economía. / RR.SS
Vital Kamerhe, vice primer ministro de Economía. / RR.SS
El líder de la insurrección Christian Malanga, un predicador evangélico y exmilitar estadounidense de origen congoleño, fue abatido por las fuerzas armadas leales al presidente Félix Tshisekedi.
El Ejército del Congo frustra un intento de golpe de Estado

Un intento de golpe de Estado sacudió la capital de la República Democrática del Congo (RDC) este domingo, cuando un grupo de aproximadamente 40 hombres armados, incluidos ciudadanos extranjeros, trató de derrocar al Gobierno. La intentona fue abortada por las Fuerzas Armadas congoleñas, quienes lograron retomar el control de la situación, según informó el general Sylvain Ekenge, portavoz de las Fuerzas Armadas.

El grupo de asaltantes, dirigidos por Christian Malanga, exmilitar congolés con nacionalidad estadounidense y que fue abatido, comenzó su operación atacando la casa del viceprimer ministro de Economía, Vital Kamerhe, en el barrio diplomático de La Gombe, en Kinshasa. Kamerhe y su familia lograron esconderse, pero dos policías encargados de la seguridad del funcionario y otro asaltante murieron en el enfrentamiento.

Posteriormente, los golpistas lograron penetrar en el Palacio de la Nación, donde se encuentran las oficinas del presidente Félix Tshisekedi. Allí, en un acto simbólico, arriaron la bandera de la RDC e izaron la antigua bandera de Zaire, como se llamaba el país en la época del dictador Mobutu Sese Seko. La Guardia Republicana intervino y se produjo un enfrentamiento en el que murieron cuatro asaltantes.

Christian Malanga, de 41 años, nacido en Kinshasa y residente en EE UU, se convirtió en predicador evangélico y fundó el Partido Congolés Unido y el movimiento Nuevo Zaire. Malanga, conocido por su nostalgia por la era de Mobutu Sese Seko, había mostrado una postura crítica hacia las autoridades congoleñas y se presentó a las elecciones legislativas en 2011 sin éxito.

Entre los detenidos se encuentra su hijo Marcel Malanga, de 23 años, así como otros dos ciudadanos estadounidenses blancos y un individuo con pasaporte canadiense. La embajadora estadounidense en RDC, Lucy Tamlyn, expresó preocupación por la participación de ciudadanos estadounidenses en el golpe, asegurando la cooperación con las autoridades congoleñas.

Asaltaron la vivienda del virtual presidente del Parlamento

El incidente involucró un lanzamiento de obús desde Kinshasa hacia el barrio de M’Pissa en Brazzaville, capital de la vecina República del Congo, que dejó algunos heridos. Las autoridades congoleñas aseguraron que se trató de un incidente aislado y que la actividad en Kinshasa se mantuvo con relativa normalidad durante el día.

Vital Kamerhe, quien era uno de los objetivos del golpe, es candidato a presidir el Parlamento de la RDC, y su elección, programada para el sábado anterior al golpe, fue pospuesta por el presidente Tshisekedi. El intento de golpe de Estado plantea preguntas sobre la estabilidad política en el país y sus posibles repercusiones en el futuro cercano.

El intento de golpe de Estado en la RDC ha puesto de manifiesto la fragilidad política y la complejidad del escenario nacional e internacional en el que se encuentra el país. Las autoridades han reforzado la seguridad en la capital y han detenido a la mayoría de los involucrados en el incidente, aunque persisten interrogantes sobre la motivación y el apoyo detrás del golpe. La comunidad internacional, incluidos Estados Unidos y Canadá, ha manifestado su preocupación y está siguiendo de cerca la situación en el país centroafricano.

En los próximos días, se espera que se aclaren más detalles sobre los eventos del domingo y que las autoridades congoleñas tomen medidas adicionales para asegurar la estabilidad y la seguridad en la región. @mundiario

Comentarios