Las crisis geopolíticas llevan a los europeos a las urnas, según el Eurobarómetro

Ursula von der Leyen en el Parlamento Europeo. / Comisión Europea
Ursula von der Leyen en el Parlamento Europeo. / Comisión Europea
La guerra en Ucrania y el abismo en el que se asoma Oriente Próximo inciden en que el 71% de los ciudadanos de la UE quiera ejercer el voto en las elecciones de junio.
Las crisis geopolíticas llevan a los europeos a las urnas, según el Eurobarómetro

La volátil situación geopolítica actual ha generado preocupación entre los europeos y está actuando como un impulsor significativo para la participación en las elecciones europeas de junio. Según el último Eurobarómetro antes de la cita electoral y el final de esta legislatura, hasta un 71 % de los europeos manifiesta su intención de acudir a las urnas. Aunque estas cifras suelen descender el día de las elecciones, la intención de voto en estos momentos es diez puntos porcentuales superior a la de los comicios de 2019 y tres puntos por encima de lo pronosticado el pasado octubre.

El "contexto internacional actual", marcado por múltiples conflictos en el mundo y la guerra en Ucrania, ha llevado a que los europeos consideren que votar es "aún más importante" en estos momentos (81 %), según la encuesta europea realizada a más de 26.000 ciudadanos mayores de 15 años de los 27 Estados miembros entre febrero y marzo.

Jaume Duch, portavoz jefe del Parlamento Europeo, ha destacado la importancia de estas elecciones europeas debido al paisaje geopolítico global actual. La encuesta del Eurobarómetro muestra un aumento significativo en la intención de voto en comparación con 2019 en 24 países de la UE, incluido España.

Entre los temas prioritarios durante la campaña electoral, la defensa y seguridad ha ganado importancia y se coloca entre los tres primeros temas junto con la lucha contra la pobreza y la exclusión social, y la sanidad pública. La preocupación por la defensa y seguridad también se refleja en las áreas que los europeos consideran prioritarias para reforzar la posición de la UE en el mundo, especialmente en países del norte y el este, mientras que en el sur la realidad cambia hacia asuntos de políticas sociales y empleo.

Prioridades para la siguiente legislatura

En cuanto a las prioridades para los próximos cinco años, los ciudadanos europeos quieren que el próximo Parlamento Europeo se centre en valores como la paz, democracia, protección de los derechos humanos, libertad de expresión y pensamiento, y Estado de derecho. Estas prioridades chocan con las proyecciones que advierten sobre un refuerzo de la derecha más extrema.

En España, además de estas prioridades, los votantes españoles consideran prioritaria la igualdad entre mujeres y hombres, junto con los derechos humanos y el Estado de derecho.

A pesar de las preocupaciones geopolíticas, los europeos siguen creyendo en el beneficio de pertenecer a la UE, aunque estas cifras han descendido ligeramente en comparación con hace cinco años. Sin embargo, siguen siendo más optimistas que pesimistas sobre el futuro de la UE, según el Eurobarómetro. @mundiario

Comentarios