Bruselas advierte del aumento de injerencia extranjera de cara a las elecciones europeas

Banderas de la Unión Europea. / Pixabay
Banderas de la Unión Europea. / Pixabay
La Comisión Europea alerta del incremento de los “extremismos violentos” debido a la polarización política y de la cada vez mayor sofisticación de las amenazas híbridas hacia la UE.
Bruselas advierte del aumento de injerencia extranjera de cara a las elecciones europeas

La Comisión Europea ha emitido una alerta sobre el creciente riesgo de intentos de injerencia extranjera en las próximas elecciones europeas, destacando la amenaza de ataques híbridos cada vez más complejos y sofisticados.

Con comicios programados para los próximos meses en países como Bélgica, Croacia, Austria, Lituania y Rumanía, la Comisión destaca los riesgos tanto internos como externos que enfrenta la Unión Europea en un contexto geopolítico y de seguridad marcado por varios conflictos y tensiones a nivel global.

El informe de la Comisión Europea señala la polarización y el extremismo como preocupaciones significativas, advirtiendo sobre la amenaza de la violenta radicalización de derecha en algunos Estados miembros. Este aviso llega después de una serie de ataques a políticos en toda Europa, algunos de los cuales están siendo investigados por posibles vínculos con grupos de ultraderecha. Con sondeos que pronostican un aumento del peso de los ultras, los populismos y el euroescepticismo en las elecciones europeas de junio, la preocupación por la polarización se intensifica.

Además, Bruselas alerta sobre el incremento de la glorificación del terrorismo y el discurso de odio, destacando la narrativa antisemita y la antimusulmán, particularmente tras los recientes ataques de Hamás contra Israel, que desencadenaron la guerra en Gaza. El conflicto en Ucrania también ha aumentado los ciberataques y ha expuesto la vulnerabilidad de algunas infraestructuras críticas de la UE, según el informe.

El documento de la Comisión destaca la diversidad de amenazas que enfrenta la UE, que van desde el crimen organizado y el terrorismo hasta los delitos ecológicos y el uso de la inmigración como herramienta de desestabilización nacional. Además, advierte sobre la posible explotación de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial con fines cibercriminales o de manipulación de información.

El informe también aborda el panorama de las ciberamenazas, que ha empeorado significativamente en los últimos años, con un aumento de los ataques a la cadena de suministro y la explotación de vulnerabilidades en el software de las instituciones de la Unión. Se destaca que la mayoría de las amenazas incluyen un elemento cibernético y un carácter híbrido, lo que subraya la necesidad de una respuesta ágil y adaptativa por parte de la UE.

El informe de la Comisión Europea pone de relieve la importancia de abordar de manera integral y coordinada las diversas amenazas que enfrenta la Unión Europea, tanto a nivel interno como externo, en un momento crucial marcado por importantes procesos electorales y una evolución rápida y compleja del panorama de seguridad. @mundiario

Comentarios