Zapatero ya se parece a Bush

Duraba tanto su desencuentro y se extendía a tantos frentes que algún día tenían que coincid
Zapatero ya se parece a Bush
Duraba tanto su desencuentro y se extendía a tantos frentes que algún día tenían que coincidir. Bush y Zapatero ya comparten algo: ambos devolverán dinero de los impuestos a los ciudadanos. En el caso español, Zapatero se propone devolver 400 euros a los casi 13 millones de cotizantes que pagan el impuesto sobre la renta, es decir, unos 5.000 millones de euros con cargo al superávit de las cuentas del Estado. Obviamente, se trata de una deducción fiscal. En Estados Unidos preparan una medida muy similar, si bien en su caso el dinero llegará por dos vías: habrá desgravaciones para los particulares pero también para los emprendedores que inviertan.

La medida es novedosa en España pero no en Estados Unidos, donde a raíz de la recesión de 2001 ya se aplicó en 2002 con buenos resultados para el consumo, que en la primera potencia económica del mundo representa las dos terceras partes de su producto interior bruto. Entonces se devolvieron entre 300 y 600 dólares, según los casos, y ahora se prevé devolver 500 dólares.

Este tipo de devoluciones de impuestos pueden parecer muy generosas pero no lo son tanto. Un estudio de la agencia financiera Moody's revela, por ejemplo, que por cada dólar de los impuestos devuelto a los ciudadanos se genera a su vez un beneficio de 1,19 dólares. Y, si se aplican otras vías, como incrementar las prestaciones por desempleo -fórmula que abanderan los demócratas en Estados Unidos-, la efectividad puede ser todavía mayor, con retornos de hasta 1,73 dólares para cada dólar devuelto, según calcula la misma agencia. Zapatero, al menos en este caso, optará por la vía republicana. El 9-M no sólo votan los desempleados.

Zapatero ya se parece a Bush