"Por tres puntos disparo a mi abuela"

"Por tres puntos le pegaría un tiro a mi abuela", decía Brian Clough. Ya ven como es esto del fútbo
"Por tres puntos disparo a mi abuela"
"Por tres puntos le pegaría un tiro a mi abuela", decía Brian Clough. Ya ven como es esto del fútbol. "No es un asunto de vida o muerte. Es mucho más que eso", contaba el mítico Bill Shankly. A juzgar por cómo se lo toman algunos, debe ser así. Depor y Celta atraviesan momentos complicados en sus trayectorias por muy distintos motivos. El Depor está en la zona tranquila en lo deportivo, pero vive una etapa convulsa en lo societario. El Celta parece tener saneada su economía, pero está pagando una temporada de gafe con la seria amenaza de descender.

No sabría decir quién está peor, pero sí me creo que ambos están mejor de lo que parece.

Es cierto que no suena nada bien para el Deportivo escuchar noticias como que a la retirada de los jugadores emblemáticos del club se una que la mitad de la plantilla abandonará el barco en cuanto acabe la Liga. Se va también el entrenador e incluso el que fuera médico durante 16 años, el doctor Cobián. Por irse, hasta se marcha el que hacía el trabajo sucio en el club, lo que en política se denomina "bulldog": Germán Rodríguez Conchado. Este abogado, que asumió un gran protagonismo en la última y agitada reunión de accionistas del club, deja su puesto en el consejo blanquiazul después de perder un pulso con el director del periódico del club, Xaime Calviño. Al parecer, Conchado se sintió ofendido por un artículo publicado en Depor Sport firmado con las siglas X.C. (que él sospecha que corresponden al nombre de Xaime Calviño) y pidió el cese fulminante del director de este medio. Los contactos de la directiva del club con su ya ex asesor jurídico no condujeron a ninguna solución y, al observar que el cese de Calviño no se producía, Conchado presentó su dimisión. Así las cosas, parece que el Depor suelta lastre tanto en la plantilla como en el banquillo y en los despachos, y aunque hay quien tema que esto desestabilice al club, no es probable que esto ocurra. Lendoiro tiene atados muy en corto todos los hilos y estas bajas no tienen por qué afectar significativamente a la sociedad. "Los buenos marineros se ven en las tempestades", dice el refrán. Y Lendoiro, con sus defectos y virtudes, es buen navegante.

Tampoco el temporal tiene por qué hundir al Celta. El club vigués localiza sus problemas más lejos de los despachos y más cerca del césped. Siempre deja mejor sabor de boca solucionar los problemas a balonazos que a telefonazos. Los celestes quizás cometieran un error al prescindir de Fernando Vázquez, pero lo cierto es que la apuesta sorprendente de Stoichkov no ha salido tan mal como algunos vaticinaban. Es cierto que tras la euforia de vencer el último derbi al Depor los celestes se vinieron abajo y cosecharon malos resultados con buen juego, el gafe que les aquejó durante toda la temporada. Sin embargo, han sabido reponerse y en los últimos encuentros han demostrado de lo que son capaces. Viendo la clasificación sin tener en cuenta ninguna circunstancia más, podríamos ponernos pesimistas y pensar que el Celta ya está en Segunda. Pero si nos fijamos en la trayectoria más inmediata de los equipos de la zona de riesgo, observaremos que los vigueses son los que están en mejor forma de todos. Vienen de ganar a un rival directo (Betis) en Balaídos y al Atlético de Madrid a domicilio. El Betis está de pena (perdió con el Celta en la jornada 36 y recibió una paliza frente a Osasuna en la 37); el Athletic sólo ganó uno de los tres últimos partidos, y de penalti; y la Real Sociedad únicamente sumó uno de los seis últimos puntos en juego. Además, los de Stoichkov se la juegan en casa contra un rival sin aspiraciones (el Getafe), igual que el Athletic, que recibe al Levante; mientras, el Betis va de visitante a Santander y la Real también se desplaza a Valencia. Con estos ingredientes la receta invita al optimismo para el Celta.

Llámenme iluso, pero me da que el año que viene volveremos a tener un derbi gallego en la máxima categoría con dos equipos que no pasarán ya apuros ni en lo económico ni en lo deportivo. Claro que en esto del fútbol hay que ser cauto como Roy Atkinson, el míster que dijo: "Voy a dar un pronóstico: puede pasar cualquier cosa".

Es mejor tomárselo con calma, como hacen los Tonechos en este vídeo.

[video ancho="600" alto="494"]http://www.youtube.com/v/ZBk73GrEbN4[/video]

"Por tres puntos disparo a mi abuela"