Más allá de las listas

Dos poderes del Estado entran de nuevo en conflicto. El Tribunal Supremo dice ahora que la Fiscalía y el Gobierno
Más allá de las listas
Dos poderes del Estado entran de nuevo en conflicto. El Tribunal Supremo dice ahora que la Fiscalía y el Gobierno debieron instar a la ilegalización del partido nacionalista ANV por sus vinculaciones a miembros de Batasuna. El ministro Fernández Bermejo se defiende y asegura que el planteamiento del Ejecutivo fue el adecuado. En resumidas cuentas, otro buen caladero de pesca para el PP, que critica la debilidad del Gobierno del PSOE ante ETA, mientras la izquierda abertzale complementa la faena atacando al PSOE justo por lo contrario y ya habla de tongo electoral. Tras meses de esperanza, todo parece ir ahora por una pendiente.

Lo que ha sucedido es que el Tribunal Supremo aprovecha el auto en el que anula las 133 candidaturas de ANV impugnadas por la Fiscalía y el Gobierno para subrayar que éstos debieron instar a la ilegalización de ese partido. El cauce elegido no es, a su juicio, el adecuado para que la llamada sala del 61 ejerza sus competencias en relación con los partidos políticos. Parece obviar que la legalidad de ANV fue confirmada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Los políticos no han sabido resolver este tremendo embrollo causado por la negativa de Batasuna a condenar la violencia de ETA y, al dejarlo en manos de la justicia, han obtenido una sentencia del Supremo pero no han solucionado el problema de fondo, que sigue siendo el mismo de siempre, mientras arrecian las advertencias de Batasuna en el sentido de que si la izquierda abertzale no participa en las elecciones, el llamado proceso se va al desguace. En realidad, sería más apropiado hablar de que ya no hay proceso, con el matiz de que la situación actual no es exactamente la misma que había antes de que se pusiera en marcha el diálogo con ETA. ¿Habrá consecuencias gravísimas, como dejó entrever Batasuna? ¿Seguirá la semitregua? ¿Qué hará ahora Zapatero?

Más allá de las listas