En Lugo hay más vacas que personas

Así mismo lo dijo un compañero periodista en TVE cuando explicó no se qué cosa de la cuota l
En Lugo hay más vacas que personas
Así mismo lo dijo un compañero periodista en TVE cuando explicó no se qué cosa de la cuota láctea o de las vacas locas o algo por el estilo. Terminó su exposición con una frase tal que así: "Lo que es cierto es que en Lugo hay más vacas en los establos que lucenses en el censo".

Y menos mal, porque podría ser que hubiese más vacas en el censo electoral que personas en los establos. No se extrañen. Con Cacharro en la diputación cosas peores se han visto. En una tierra con tan arraigada tradición esotérica que incluso votan los muertos y tan generosa que hasta la propia DIputación lleva a los paisanos de excursión a las urnas y les regala la papeleta del PP, a nadie le extrañaría ver una fila de vacas esperando para depositar su voto.

Aunque, pensándolo bien, tal vez nos iría mejor así. Si las vacas lucenses unieran sus fuerzas con las del resto de la Comunidad y votasen en las nacionales a una formación política propia, tendrían más fuerza en el Parlamento que ERC, lo cual supondría un alivio para el PP, que en sus manifestaciones públicas muestra bastante más estima por los animalitos que por los republicanos catalanes.

Además, es de suponer que el Partido Vacuno sí sería quien de defender los intereses económicos del campo gallego, por la cuenta que les trae. A buenas horas consentirían sus bovinas señorías que la Unión Europea obligase a reducir la producción de leche y reconvertir al sector. ¿Para qué? ¿Para que las vacas excedentes terminen de camareras en Mallorca o para que conviertan sus viviendas en establos de turismo rural? Muuuuuuuchas gracias, pero no.

Según el último recuento ganadero, hay en Lugo más o menos medio millón de vacas de las 700.000 registradas en Galicia. Según el útimo censo, del 2001, en esta provincia residen unas 350.000 personas. O sea, que por cada lucense hay una vaca y, para los más ambiciosos, hasta dos. Esto demuestra lo importante que es el ganado para Lugo, aunque no pueda votar.

Lo triste es que los que sí podemos votar consintamos que cada vez haya menos vacas, menos leche, por la que dan menos dinero y, en consecuencia, cada vez haya menos lucenses y su economía se mantenga, en cada recuento, a la cola de Europa.

Somos tierra de vacas y si viviéramos en la India, seríamos tierra sagrada. Pero vivimos aquí y somos tierra olvidada.

En Lugo hay más vacas que personas