Julio Gayoso tiene la llave de la fusión gallega

Hace menos de un mes, la conselleira Marta Fernández Currás andaba a la caza de Julio Fernández Gay
Julio Gayoso tiene la llave de la fusión gallega

Hace menos de un mes, la conselleira Marta Fernández Currás andaba a la caza de Julio Fernández Gayoso para echarlo de Caixanova, supuestamente por razones de edad; en la práctica, porque simbolizaba –y simboliza hoy– la defensa de los intereses de Caixanova contra una fusión diseñada por el presidente Feijóo. El sábado por la mañana, Marta tuvo que desempolvar su mejor sonrisa –ella sabe sonreir, si quiere– para saludar a Julio en un encuentro secreto de alto nivel, donde mucho habían cambiado las tornas: ahora era Gayoso quien llevaba la batuta de una fusión bien distinta, diseñada en otras instancias. Curioso, todo muy curioso, en esta batalla de las caixas, en la que Marta debe explicar por qué recibe ahora con los brazos abiertos al hombre que quiso cesar, alegando razones de edad. ¿O acaso este mes de marzo rejuveneció el presidente de Caixanova de la mano de Mafo? ¿Es útil ahora quien estuvo a punto de quedar recluido en Canido, mirando al mar?

La anécdota da buena idea del nivel de improvisación política y de la falta de estrategia de fondo del Gobierno gallego en este complejo asunto de las cajas, donde uno de sus principales protagonistas y hoy figura clave para todos estuvo a punto de ser literalmente eliminado con una ley a medida, firmada por PP y BNG, con el rechazo del PSdeG-PSOE. Si Julio Gayoso sigue vivo es gracias al recurso del Gobierno contra la ley de caixas, pero aún así estuvo a punto de caer. De hecho, la Xunta quiso poner en marcha inmediatamente el mecanismo legal que provocaría su cese como presidente de Caixanova, al ser considerado el principal obstáculo de la fusión entre las cajas gallegas que promueve Feijóo.

¿Y qué hará ahora Gayoso? Es la pregunta del millón, a pocas horas de que tenga que ir emitiendo las primeras señales de respuesta. Por un lado tiene un encargo del Banco de España para que asuma el liderazgo de la operación, lo cual es en el peor de los casos una satisfacción personal ante sus enemigos declarados. Por otro debe meditar bien si asume su parte en el negocio, sabiendo que, por mucha ventaja que tenga, tampoco podrá ni deberá humillar a nadie.

La prisa le viene dada, de modo que estos días tendrá que decir algo, sea poco o sea mucho. Hoy vence un primer plazo. El martes día 30, el plazo definitivo. Pero toda esta semana no estará precisamente para cantar boleros ni para jugar al tenis.

Si hay final feliz resultará enternecedor ver el abrazo de Marta y Alberto con Julio. ¡Menuda foto! ¿Y si no lo hay? El plan B se antoja complicado, cuando no doloroso, por lo que ni siquiera apetece imaginarlo.

Dos palabras clave se alternan en las quinielas: fusión paritaria y fusión por absorción, mientras en las apuestas corre la voz de que la Xunta y Caixa Galicia firmarían mañana mismo la primera opción. Pero no todo se acaba ahí. Hay incógnitas más profundas, como saber cuánto habrá que aumentar la cantidad consignada en la auditoría de KPMG para hablar con el dichoso FROB, el fondo de ayuda financiera a las cajas con dificultades. Tampoco es un asunto menor el del número de trabajadores que hay que mandar para casa. A veces nos olvidamos un poco todos de que estamos hablando de personas.

>> POST DATA:  Para los lectores

Lectores de Xornal.com habituados a intervenir en nuestros activos foros de opinión se preguntan con todo el derecho a favor de quién está este periódico en el proceso de fusión de las cajas. Solo cabe una respuesta: a favor de la verdad.

A día de hoy, este diario ha ido siempre por delante en el anuncio de los principales acontecimientos, con informaciones en exclusiva sobre el recurso del Gobierno ante el Constitucional o el encargo del Banco de España a Caixanova para que retome el proceso, entre otras. Dar información y análisis de ciertos hechos no supone necesariamente compartir su contenido, sino simplemente hacer periodismo,desde el máximo respeto a sus protagonistas.

Xornal no hace periodismo para Vigo o para A Coruña: lo hace para toda Galicia, ajeno a las pasiones de algunos medios locales, por muy respetables que sean. No es fácil el equilibrio al 100%, pero cualquier desvío solo se puede compensar con mejor periodismo. Por lo demás, Xornal ya editorializó sobre la fusión, siempre atento a su viabilidad.

Julio Gayoso tiene la llave de la fusión gallega
Comentarios