El dinero de izquierdas

Juan Luis Cebrián, que además de ser consejero delegado de Prisa es académico, ha insinuado que el
El dinero de izquierdas
Juan Luis Cebrián, que además de ser consejero delegado de Prisa es académico, ha insinuado que el dinero tiene ideología. Así, le echó en cara a los de Mediapro y La Sexta –“los brujos visitadores de La Moncloa”– que anden buscando por ahí dinero para sus proyectos editoriales de izquierdas, sin mirar si los dueños de ese dinero son realmente fans del socialismo del presidente Rodríguez Zapatero. Es un debate interesante este que plantea Cebrián, quien parece dar por hecho que el dinero de los Polanco sí es progresista.

Habría mucho que discutir sobre si el dinero con que se montó El País –el germen de Prisa– era todo de izquierdas, pero, hoy por hoy, sí que se puede constatar que sus medios se alinean habitualmente con postulados socialdemócratas o, utilizando sus propias palabras, con el progreso y la modernización.

En realidad, sería más preciso decir que quienes son de izquierdas o de derechas son los dueños del dinero, pero se entiende que es una manera coloquial de hablar. Ahora bien: ¿hablamos de empresarios de izquierdas o de editores de izquierdas? Es posible que un empresario, a título personal, se sienta de izquierdas y vote a la izquierda. Lo que ya cuesta un poco más es pensar que haya empresas de izquierdas, descontadas algunas cooperativas, porque ahí sí que se produce una clara contradicción entre los intereses de los asalariados y del consejo de administración.

Yendo todavía más al fondo de la cuestión, quienes realmente son de izquierdas o de derechas son los lectores, los internautas, los televidentes o los radioyentes. Y éstos sí que pueden condicionar la línea de una empresa de comunicación, más incluso que sus propietarios. Dicho de otro modo: a ningún inversor se le ocurriría comprar la empresa editora de ABC para convertir este diario en un medio de izquierdas, del mismo modo que nadie compraría El País o El Periódico de Catalunya para que fuesen de derechas.

–Oiga, ¿entonces la prensa es de izquierdas o de derechas? ¿No es independiente?

–Si ni siquiera el dinero, el poderoso don dinero, puede ser neutral, va a ser que no. Juan Luis Cebrián sólo ha dicho en voz alta un secreto a voces.

>> Artículo publicado en la revista Capital.

El dinero de izquierdas