La UE intenta evitar que Latinoamérica bloquee el paso a los venezolanos

Migrantes venezolanos cruzando hacía Colombia. RR SS.
Migrantes venezolanos cruzando hacía Colombia. / RR SS.

El interés de Bruselas está en el hecho de que los migrantes pueden terminar viajando hasta Europa, específicamente, a España donde pueden terminar desestabilizando la zona debido a intereses económicos.

La UE intenta evitar que Latinoamérica bloquee el paso a los venezolanos

La crisis migratoria de Venezuela no termina a pesar de que los países de América Latina han bloqueado progresivamente su llegada. Hasta ahora, han sido Perú, Ecuador y Chile las naciones que han decidido pedir visas a los venezolanos para que puedan entrar debido al coste económico y social que representa la gran cantidad de venezolanos que han decidido salir de su país. La Unión Europea es consciente de esto y por eso, intenta ejercer presión internacional para que los países latinoamericanos dejen de bloquear la migración de sus vecinos.

Junto a Bruselas, se han alineado, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones que se reunirán este lunes y martes en una Conferencia Internacional de Solidaridad.


Quizás te interese ver:

La iniciativa, que será celebrada en Bruselas, cuenta ya con 500 participantes registrados y ha sido impulsada por Federica Mogherini, Alta Representante de Política Exterior de la UE. Esta movida llega por el miedo de Europa y las Naciones Unidas de que las naciones sudamericanas sigan bloqueando el paso a los venezolanos, algo que agravaría la situación interna de Venezuela, también afectaría a cientos de migrantes que tomarían decisiones que podrían dejarlos en manos de redes de paso ilegal y también ocasionaría que muchos venezolanos terminasen migrando de forma masiva hasta Europa.

Alrededor de 4,5 millones de venezolanos han salido de su país y el 80% se ha quedado en la región, según la ACNUR. En Perú hay unos 800.000 migrantes, en Ecuador unos 300.000 y en Chile hay 290.000, cifras que siguen creciendo a medida que algunos venezolanos consiguen sacar las respectivas visas. Los migrantes han elegido quedarse en Latinoamérica porque es lo más cercano y pueden trasladarse a pie o autobús. Otras naciones a las que han migrado son Brasil o Argentina, donde hay 130.000 venezolanos, pero sigue siendo Colombia el país que más venezolanos ha recibido con 1,4 millones. Los organizadores del evento han asegurado que la crisis migratoria de Venezuela es la mayor vivida en América Latina en su historia reciente y también la segunda mayor del mundo tras la crisis de Siria.

La UE no quiere que los venezolanos sigan migrando hasta España, donde cuentan con muchos intereses económicos. Esta cuestión puede ser muy real ya que alrededor de un millón de venezolanos tienen doble nacionalidad con pasaporte europeo, una cifra que puede aumentar debido a que hay muchos más que están haciendo sus respectivas solicitudes para solicitar su nacionalidad.

La cumbre también reflejará el fracaso de Europa, EE UU y los países de América Latina para intentar paliar la crisis venezolana al apoyar tibiamente a Juan Guaidó. La ofensiva ha funcionado bien poco hasta ahora, ya que los venezolanos siguen saliendo en manada de su país.

La ACNUR ha expresado su temor porque las naciones vecinas empiecen a cerrar su frontera a los venezolanos sin posibilidad de paso, aparezca más xenofobia contra los ciudadanos de esa nación, los servicios públicos que cada nación ofrece puedan colapsar… y un sinfín de razones más. @mundiario

La UE intenta evitar que Latinoamérica bloquee el paso a los venezolanos
Comentarios