Buscar
loading...

El Tribunal Supremo de EE UU apoya el veto migratorio de Trump

El presidente estadounidense ha obtenido una nueva victoria al lograr que la máxima autoridad legal de su país considere legal el veto migratorio que impuso contra siete países, cinco de ellos de mayoría musulmana.

El Tribunal Supremo de EE UU apoya el veto migratorio de Trump
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / RR SS
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / RR SS

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

Donald Trump, presidente de EE UU, ha obtenido una nueva victoria electoral al logar que la Tribunal Supremo de su país considere legal su polémico veto migratorio a cinco países de mayoría musulmana. El tribunal conformado por una mayoría conservadora, falla a favor de la política antiinmigrante del presidente a pocos votos, cinco a favor y cuatro en contra.

“Esta decisión es también un momento de especial defensa después de meses de comentarios histéricos de los medios de comunicación y de políticos demócratas que rechazan hacer lo que se necesita para asegurar nuestra frontera y nuestro país”, señala el mandatario en un comunicado. Sus palabras se refieren a las continuas críticas que está recibiendo Trump, quien tuvo que dar marcha atrás a sus políticas migratorias recientemente, al menos así ha sido con aquellas que están dirigidas a Centroamérica y Latinoamérica.

El veto aprobado por Trump iba dirigido a siete países, cinco de ellos de mayoría musulmana bajo el argumento de seguridad nacional. Esto ocurrió apenas el presidente pisaba la Casa Blanca a principios del 2017. Poco después los tribunales tumbaron su decreto por considerarlo discriminatorio contra personas que profesan una religión distinta. Tras esto, el presidente firmó dos nuevas órdenes parecidas, la segunda también fue tumbada por los tribunales, y la tercera es la que ha sido refrendada por el Supremo.

Con esto, el alto tribunal ha decretado que no considera que la Administración de Trump vulnere la Constitución, que señala que el Gobierno no puede favorecer a una religión sobre otra, y ratifica el poder que se le otorga a la presidencia para decidir quién entra a EE UU. Sin embargo, hay que recordar que durante su campaña electoral, el presidente fue tajante al afirmar que había que prohibir la entrada al país de personas musulmanas con motivo de impedir el terrorismo.

La tercera orden aprobada por el Supremo prohíbe la entrada de ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Siria y Yemen, de mayoría musulmana; de Corea del Norte y de algunas personas de Venezuela. @mundiario