Una marea de escoceses impidió la deportación de unos migrantes

Vecinos atrincherados en Glasgow. / @tortondo
Vecinos atrincherados en Glasgow. / @tortondo
Cuando los buenos se unen logran acciones positivas, en este caso dos afganos lograron permanecer en territorio escocés gracias a una protesta hecha por cientos de vecinos.
Una marea de escoceses impidió la deportación de unos migrantes

Por más de siete horas, cientos de personas decidieron salir a las calles de Glasgow, Escocia para impedir la deportación que se iba a realizar sobre dos ciudadanos indios que habían huido hacia ese país, evitando "las bombas británicas y estadounidenses", según informó Mohammad Asif, director de la Fundación Afgana de Derechos Humanos en Escocia.

Un muro humano atrincherado en las calles del barrio Pollokshields, al sur de Glasgow evitaron que los furgones de la policía se llevaran a los dos inmigrantes que iban a ser deportados a su país. Los residentes se movilizaron en redes sociales y la campaña inició para que todos los vecinos llegaran al lugar en donde la Policía escocesa iba a arrestar a los afganos. 

Increíblemente cuando los furgones llegaron a la zona se encontraron con que cientos de personas realizaban una protesta pacífica y al grito de "dejad a nuestros vecinos en paz" o "policías fuera de mi barrio", cientos de escoceses impidieron la deportación.

Se pudo conocer que dicha operación la llevaba a cabo Servicio de Control de Inmigración del Reino Unido, pero los agentes no pudieron avanzar gracias a la manifestación de los vecinos escoces, quienes finalmente lograron que los funcionarios de seguridad se vieran obligados a abortar la misión y dejaron en libertad a las dos personas afganas.

Muchas figuras conocidas condenaron la situación sobre las políticas de asilo e inmigración. La ministra especial de Escocia, Nicola Sturgeon, expresó su preocupación por la acción tomada por el Ministerio del Interior. Por ello a través de su cuenta de Twitter manifestó que "El problema más profundo es la pésima política de asilo e inmigración" e informó que sus servicios "están llevando a cabo una investigación urgente y están dispuestos a ofrecer toda la asistencia necesaria a los detenidos".

Por su parte el secretario de Justicia de Escocia, Humza Yousaf, calificó de "hostil" el clima generado por el Gobierno del Reino Unido y aseguró que "el entorno hostil creado por el gobierno del Reino Unido no es bienvenido aquí”. Además publicó a en sus redes sociales una carta oficial pidiendo "una alianza progresista (con los MSP laboristas) para resistir las draconianas políticas de inmigración del gobierno del Reino Unido".

Aparentemente ni siquiera las autoridades policiales estaban de acuerdo con esta deportación, pues reiteraron que no fue su idea hacer el arresto y explicaron que "La llamada fue realizada por el Servicio de Control de Inmigración del Reino Unido después de que un grupo de manifestantes se reuniera en la dirección a la que asistía personal de UKIE". Asimismo, comentaron finalmente en su Twitter que "Hay agentes en el lugar para vigilar la protesta y garantizar la seguridad pública". @Mundiario

Una marea de escoceses impidió la deportación de unos migrantes
Comentarios