Buscar

Luisiana, un inesperado epicentro de la detención de inmigrantes durante el gobierno de Donald Trump

La detención de inmigrantes se está haciendo cada vez más polémica durante el gobierno de Trump, que separó a miles de familias dentro de una política denominada de tolerancia cero..

Luisiana, un inesperado epicentro de la detención de inmigrantes durante el gobierno de Donald Trump
Migrantes detenidos en Luisiana Azteca América
Migrantes detenidos en Luisiana Azteca América

Firma

Isaías Morales

Isaías Morales

El autor, ISAÍAS MORALES, periodista, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad del Istmo, en Guatemala. @mundiario

El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) informó que en la actualidad hay 8.000 migrantes en Luisiana de los 51.000 que hay detenidos en todo el país. Estas nuevas instalaciones, una combinación de viejas prisiones estatales y cárceles locales, están a varias horas de carretera desde Nueva Orleans y otras grandes ciudades, lejos de donde tienen sus sedes la mayoría de los grupos de derechos de los migrantes y abogados de inmigración,

La Voz de América, publicó en su sitio, que en Winn hay casi 1.500 inmigrantes detenidos, que duermen en camas individuales en largos y estrechos módulos con puertas de rejas. El centro, que antes era una prisión de seguridad intermedia, tiene un comedor, campos de fútbol al aire libre, un gimnasio y una capilla con capacidad de 200 personas construida por antiguos presos.

La detención de inmigrantes se está haciendo cada vez más polémica durante el gobierno de Trump, que separó a miles de familias dentro de una política de “tolerancia cero” en la frontera entre Estados Unidos y México. La cifra de 51.000 inmigrantes que retiene el ICE en todo el país está un poco por debajo del récord que marcó la agencia este año, y varios miles por encima de lo que autorizó el Congreso.

El número se ha mantenido sobre las 50.000 personas pese a que los cruces de frontera se han reducido en los últimos meses y el gobierno de Trump ha emprendido una agresiva estrategia de devolver a México a los que cruzan y rechazar solicitudes de asilo. @mundiario