La crisis fronteriza en EE UU genera conflictos entre demócratas y republicanos

Joe Biden, presidente de los EE UU. /RRSS
Joe Biden, presidente de los EE UU. /RRSS
La migración ilegal sigue latente, mientras republicanos denuncian que el Gobierno no cumple con los protocolos de seguridad para retomar el control de la frontera estadounidense.
La crisis fronteriza en EE UU genera conflictos entre demócratas y republicanos

“La frontera no está abierta para la inmigración irregular” fueron algunas de las frases que se pudieron escuchar de la Administración del presidente Joe Biden, quien una vez más rechazó la ola migratoria que está afectando a Estados Unidos.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki aseguró que “No es sustentable” las fronteras abiertas y es por ello que permanecen los controles fronterizos. 

Por su parte, el gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, anunció nuevas prohibiciones en donde las agencias del estado sureño deberán evitar “la inmigración ilegal”.

En su comunicado de prensa, también DeSantis crítica que “Desde que el presidente Biden asumió el cargo, de lo que ha pasado menos de un año, la Patrulla Fronteriza ha liberado a casi un cuarto de millón de inmigrantes ilegales en los Estados Unidos”.

No obstante, reiteró a través de un Tweet que su equipo está trabajando “Para responsabilizar a esta administración y al gobierno federal por negarse a hacer cumplir las leyes de inmigración de este país”.

Recordemos que en la actualidad los funcionarios de inmigración tienen la potestad de deportar a cualquier inmigrante ilegal, según la premisa del Título 42, recomendada por las autoridades sanitarias en 2020 debido a la pandemia.

Es por ello que la polémica sobre la entrada ilegal al país por parte de los inmigrantes sigue generando polémica, puesto que en los últimos días muchos de los inmigrantes ilegales que llegaron al sector Del Río en Texas fueron liberados dentro del territorio estadounidense, según confirmó el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), Alejandro Mayorkas, quien informó que llegaron más de 13.000  principalmente haitianos.

Ante esta acusación Psaki argumentó que estos 13.000 individuos “están bajo procedimientos de inmigración; eso no significa que se van a quedar en Estados Unidos”, aunque recalcó que “habrá excepciones”.

Según datos de la agencia de Patrulla Fronteriza (CBP), la oficina de DeSantis indica que en solo 251 días de la llegada de Biden a la Casa Blanca el número de encuentros en la frontera suroeste se ha elevado de 78.000 en enero de 2021 a más de 212.000 en julio pasado.

Es por ello que califican de alarmante el incremento de “171%, el más alto en más de 20 años”, concluyó DeSantis. @mundiario

La crisis fronteriza en EE UU genera conflictos entre demócratas y republicanos
Comentarios