La inmigración comienza a cambiar de género

Mujeres inmigrantes con niños en los brazos. / ACNUR.
Mujeres inmigrantes con niños en los brazos. / ACNUR.
Cada año se incrementa el número de mujeres que deciden emprender un nuevo camino hacia otro país debido a la exclusión social, violencia, abusos o por buscar igualdad económica.
La inmigración comienza a cambiar de género

Con el pasar de los años se ha ido incrementando el nivel de inmigración en diferentes países del planeta. Los problemas económicos, políticos, religiosos y sociales han generado que cientos de personas decidan abandonar su país con el objetivo de migrar a otra nación en búsqueda de una mejor calidad de vida.

Sin embargo, en los últimos años se ha evidenciado la llegada de más mujeres inmigrantes a estas naciones. según datos publicados por la Organización Internacional para las Migraciones (IOM), al menos un 49% de los colectivos migrantes representa a la inmigración femenina, mientras que en Latinoamérica mencionan que el 50,1% está relacionado a la llegada de más mujeres en comparación con los hombres.

 La violencia en contra del colectivo femenino también ha ido aumentando a pesar de las campañas que puedan desarrollarse en diferentes naciones a favor de proteger a las mujeres, por ello se ha considerado que este puede ser uno de los motivos que haya desencadenado el aumento de la población femenina que decide buscar otro destino. De este mismo, la exclusión social y la desigualdad económica también han conllevado a que más mujeres decidan cambiar de rumbo para lograr sentirse mucho más estables en países que le ofrezcan las mismas oportunidades.

En España y resto de Europa se ha registrado la llegada constante de mujeres con hijos en grupos de pateras que viajan a bordo de embarcaciones precarias y en donde sin duda ponen en riesgo su vida y la de los infantes.

Según datos recaudados por la ONU “las mujeres representan casi la mitad de los 244 millones de migrantes y la mitad de 19,6 millones de refugiadas en el mundo”.



Además, la misma organización ha manifestado que las mujeres inmigrantes tienen índices de participación en la fuerza laboral de hasta un 72,7% más elevados que las personas no migrantes. No obstante, también es sabido que muchas veces las trabajadoras son explotadas y hay abusos sobre el nivel de responsabilidad que les otorgan en los trabajos que consiguen mientras organizan sus papeles.

Sin embargo, dicho ente aclara que “Uno de cada seis trabajadores domésticos en el mundo son migrantes internacionales; las mujeres representan el 73,4% del total de trabajadoras domésticas que son migrantes”. Por el momento, solo 22 países han estado de acuerdo en ratificar el Convenio de la OIT sobre las trabajadoras domésticas, la cual reconoce las vulnerabilidades adicionales de la población femenina que trabajan de esta forma y reivindican sus derechos y dignidad.

TORTURAS Y ABUSOS

Son muchas las mujeres que han decidido dejar su país de origen para buscar un mejor porvenir, pero en ese proceso el camino no ha sido una tarea fácil, puesto que no en todos los países mantienen un buen trato con los inmigrantes y sobre todo con las féminas y terminan originándose casos de explotación laboral y hasta abuso sexual en refugios de inmigrantes.

Recordemos que en diciembre de 2021 un barco de búsqueda y rescate perteneciente a Médicos Sin Fronteras logró salvar a más de 558 personas que se encontraban a la deriva en una precaria embarcación en el Mediterráneo central, entre las que se encontraban muchas mujeres que manifestaron haber huido de su país y que en su arriesgada travesía observaron actos de violencia física y sexual en Libia, nación de la que estaban escapando.

Muchas historias de mujeres que deciden emprender el viaje por trayectos difíciles y hasta tan peligrosos que no saben si llegaran a salvo a su destino han sido violadas y muchas no logran sobrevivir para ver un nuevo destino, como pasa en casos similares a Ciudad Juárez en México, en donde también se han recibido denuncias por los constantes casos de agresiones y asesinatos.

Un informe publicado por la ACNUR titulado Abuso y abandono - Una perspectiva de género sobre el tráfico ilícito de migrantes agravado y la respuesta muestra los diferentes tipos de violencia que sufren algunos inmigrantes y destacan que las mujeres están más expuestas.

La directora del equipo de desarrollo del conocimiento de la Sección de Trata de Seres Humanos, Morgane Nicot destacó que "Nuestra investigación demostró que la violencia es utilizada por las personas traficantes u otros autores como una forma de castigo, intimidación o coerción, y a menudo infligida sin razón aparente" por lo que además agregó que "Descubrimos que los hombres migrantes son sometidos principalmente a trabajos forzados y violencia física, mientras que las mujeres están más expuestas a la violencia sexual, lo que provoca embarazos no deseados y abortos. Todos los géneros pueden sufrir un trato inhumano y degradante".

Lo cierto es que en la actualidad las mujeres han decidido cambiar su destino y sin importar qué les pueda deparar el camino toman el riesgo de ir a otra nación, solas, con parejas o con hijos y esto han generado que las familias vean necesaria la inmigración de las mujeres pues según indica la ONU estás saben actuar de mejor forman durante una etapa de “crisis” y los familiares logran verlas como un salvavidas.

Como en todo lo que ocurre en el acontecer diario, no toda la inmigración es buena y no todos los inmigrantes son personas ejemplares, es por ello que aun cuando hay un incremento masivo del número de mujeres que deciden migrar, las naciones deben evaluar los perfiles de cada persona, y respetar las leyes, así como también los deberes y derechos de cada ciudadano que decida hacer una vida fuera de su país natal. @mundiario

La inmigración comienza a cambiar de género
Comentarios