Buscar

ICE anuncia su intención de “colaborar” con investigaciones de histerectomías en inmigrantes

Se trata de un viraje retórico que podría influir en la gestión administrativa del organismo sobre un grave contexto que podría agravar la latente crisis del sistema migratorio estadounidense.
ICE anuncia su intención de “colaborar” con investigaciones de histerectomías en inmigrantes
Inmigrantes detenidos en una cárcel del ICE en Estados Unidos / USA Today.
Inmigrantes detenidos en una cárcel del ICE en Estados Unidos / USA Today.

Las violaciones a los derechos humanos se han convertido en una peligrosa realidad estructural dentro del sistema migratorio estadounidense, específicamente en su área penitencia, pues el Gobierno de Donald Trump ha penalizado y criminalizado la inmigración no documentada en su país bajo el sesgo proteccionista de que los inmigrantes sin sus papeles en regla son una amenaza a la seguridad nacional norteamericana. 

Y es que la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) cambió de tono el pasado jueves, tres días después de la presentación de una denuncia de prácticas no autorizadas de histerectomías en inmigrantes indocumentadas en una de sus cárceles ubicada en el condado de Irwin, en el estado de Georgia.

El pasado martes, ICE dijo que "no comenta sobre asuntos presentados" a la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (IGDHS), que toma "todas las acusaciones con seriedad", pero que las "acusaciones anónimas, no probadas, hechas sin ningún detalle específico que verifique los hechos, deben tratarse con el escepticismo apropiado que merecen”, según reseñó la cadena Univisión.

Esto implica que el organismo buscaba deslindarse de toda responsabilidad institucional. Sin embargo, ahora ha modulado su discurso y teme cualquier represalia o multa federal por parte de la Corte Suprema de Justicia, lo que afectaría financiera y políticamente a la Administración de Donald Trump.

El jueves, en un tono diferente, dijo en otro correo electrónico que “por respeto al proceso de asuntos pendientes ante la Oficina del Inspector General, no comenta prematuramente sobre las denuncias reportadas” y que, además, “tiene la intención de cooperar plenamente con cualquier investigación resultante”.

Entonces, se trata de un viraje retórico que podría influir en la gestión administrativa del organismo sobre un grave contexto que podría agravar la latente crisis del sistema migratorio estadounidense. @mundiario