Buscar

El Gobierno de Trump publica un nuevo reglamento que acelera la deportación de inmigrantes

De esta forma, el presidente arrecia su estrategia enfocada en estructurar la economía y el sistema de vida norteamericana como una cúpula de difícil acceso en la arquitectura capitalista global.
El Gobierno de Trump publica un nuevo reglamento que acelera la deportación de inmigrantes
Un procedimiento de deportación de inmigrantes en EE UU / Univisión.
Un procedimiento de deportación de inmigrantes en EE UU / Univisión.

El hermetismo del sistema proteccionista y ultranacionalista del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, continúa demostrando por qué la potencia norteamericana va en camino a convertirse a un esquema socioeconómico de jerarquías sociales y políticas dictadas por el neoautoritarismo camuflado y mutado del actual jefe de la Casa Blanca. 

Y es que el Departamento de Justicia de EE UU publicó este jueves en el Registro Federal un nuevo reglamento que, de entrar en vigor, los abogados temen que “se convierta en una nueva herramienta de la política de ‘tolerancia cero’ para acelerar la deportación de inmigrantes”, según reseñó la cadena de Univisión.

Esto implica que Trump prevé iniciar un proceso de depuración del sistema migratorio y del sistema económico interno en el nivel de las franjas de ingresos medios y bajos para así utilizar la deportación como un mecanismo de reorganización del tejido socioeconómico estadounidense, así como una política de Estado muy estricta en busca de su reelección en los comicios presidenciales del 3 de noviembre.

La norma propuesta enmienda regulaciones emitidas por Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR) “con respecto al manejo de la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA)” otorgándole al director de la Corte de Inmigración “poderes extraordinarios de adjudicación” sobre apelaciones y lo autoriza a revertir fallos, según estipula la norma.

El cambio, argumenta el Gobierno, “asegura la consistencia, eficiencia y calidad de las adjudicaciones”, una postura que rechaza la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), según detalló la cadena.

La Administración Trump basa sus argumentos en que los jueces de inmigración “carecen de independencia”, por lo que sus fallos pueden ser revertidos.

La norma tiene un período de comentario público de 30 días que vence el 25 de septiembre. 

De esta forma, el presidente arrecia su estrategia enfocada en estructurar la economía y el sistema de vida norteamericana como una cúpula de difícil acceso y gran hermetismo en la cúspide de la pirámide global posmoderna. @mundiario