Buscar

EE UU anuncia la prohibición de entrada a los trabajadores profesionales hasta finales de 2020

Otro de los cambios consiste en la creación de una base de datos biométrica para establecer “un mayor control de trabajadores extranjeros", anunció la Casa Blanca.
EE UU anuncia la prohibición de entrada a los trabajadores profesionales hasta finales de 2020
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmando una orden ejecutiva junto a su gabinete de gobierno / Reuters.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmando una orden ejecutiva junto a su gabinete de gobierno / Reuters.

El eje del sistema neocapitalista mundial profundiza su sistema político interno con la configuración de un Estado nacionalista y proteccionista en todos los ámbitos de la gestión de gobierno. La Casa Blanca, que tiene enfrente la peor recesión que la primera economía del mundo ha sufrido desde la crisis financiera mundial de 2008, ha asestado el golpe de gracia a la deteriorada actividad migratoria al país más poderoso del planeta.

Y es que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado ente lunes que se restringirá la entrada al país de trabajadores extranjeros. Esta medida tiene lugar un mes y medio después de que el mandatario pusiera freno a la migración generalizada a EE UU con el pretexto de la contención de la pandemia de coronavirus, pero esa decisión no sirvió, pues la nación norteamericana continúa siendo el epicentro mundial de la pandemia con más de 2 millones de casos y más de 110.000 muertes por Covid-19.

En una conferencia de prensa vía telefónica, la administración en Washington explicó que “la orden de restricción entrará en vigor de inmediato”. Además, anunció cambios en el programa de visas H-1B, entre los que destaca la eliminación del sistema de lotería para asignar la cuota anual de 85.000 cupos en el sorteo de visas de residencia, mejor conocidas como ‘Green Cards’.

Esta medida implica que ahora solo será posible la entrada de profesionales a EE UU por autorización o requerimiento directo del Gobierno, especialmente de personal médico en vista de la escasez de doctores y enfermeros que aqueja al sistema sanitario del país debido a que entró en colapso por el auge exponencial de los contagios a más de dos millones.

La Oficina de Prensa de la Casa Blanca detalló en la conferencia telefónica que la cantidad anual del presupuesto autorizada por el Congreso será distribuida entre “aquellos profesionales que más ganan”. Es decir, ahora el Gobierno de Trump ha optado por aplicar una política de segregación que solo subvenciona a los profesionales mejor remunerados y especializados como beneficiarios del programa de ayudas estatales en medio de la emergencia por el coronavirus.

Agregó que otro de los cambios consiste en la creación de una base de datos biométrica para establecer “un mayor control de trabajadores extranjeros y se suspenderá el sorteo de la Lotería de Visas, que cada año otorga 55.000 residencias legales permanentes”.

Con ese punto clave, EE UU muta hacia una política estatal de proteccionismo laboral que utilizará como estrategia policía-electoral y al mismo tiempo económica y fiscal para destinar más presupuesto y liquidez al financiamiento crediticio del mercado laboral estadounidense, golpeado por la pandemia hasta llegar a un nivel 13% de desempleo, aunque estuvo en su punto más crítico en abril con un 19% de personas sin trabajo ni ingresos.

El Gobierno de Trump estimó que “la suspensión temporal de programas de visas de trabajo beneficiará a unos 525.000 trabajadores estadunidenses”.

Así queda en evidencia el interés político del mandatario, quien busca la reelección en noviembre para un segundo gobierno de cuatro años, en otorgar beneficios financieros y sociales al mercado laboral local con el objetivo de incrementar su base electoral concentrada en la clase media blanca trabajadora, cuyo voto es clave en la proporción de votos y representaciones republicanas en los estados más poblados y en los colegios electorales estratégicos que le dieron llevaron a Trump al poder en 2016. @mundiario