Dinamarca comienza a cerrar sus puertas para los inmigrantes

Policía y ciudadanos de Dinamarca. / Unplash.
Policía y ciudadanos de Dinamarca. / Unplash.
El país aprobó un proyecto de Ley que permitirá a la nación derivar a los solicitantes de asilo a otros países no pertenecientes a la Unión Europea, con el objetivo de no tener refugiados en la nación.
Dinamarca comienza a cerrar sus puertas para los inmigrantes

El Parlamento de Dinamarca propuso y aprobó un proyecto de Ley contra Inmigración, en donde establecen que aquellos ciudadanos que soliciten asilo en el país, podrán ser enviados a otras naciones que no pertenezcan a la Unión Europea.

Si en algún momento el país nórdico fue un punto de llegada y de buena recepción para los inmigrantes, las cosas comienzan a cambiar con esta nueva ley que sin duda limitará el ingreso de personas que busquen hacer vida en dicha nación, debido a las duras posturas antiinmigración encabezadas por la primera ministra socialdemócrata Mette Frederiksen.

Frederiksen tiene como objetivo objetivo solo aceptar refugiados que estén únicamente bajo el sistema de cuotas de las Naciones Unidas, pero en los casos particulares de personas que solo decidan viajar al país para establecerse allí a través de un asilo, no serán bienvenidas.

El proyecto de Ley fue aprobado en el Parlamento con una amplia mayoría de 70 votos contra 24, en donde se unieron la derecha, extrema derecha y se opusieron algunos partidos de izquierda. Con esta legislación buscaran evitar que las personas sigan buscando llegar a Dinamarca para buscar un mejor futuro y deban migrar a otras naciones. 

El vocero de inmigración del partido de Gobierno, Rasmus Stoklund, una vez aprobada la Ley manifestó: “Si una persona solicita asilo en Dinamarca tendrá que saber que será enviado a un país fuera de Europa. Esperamos que de esta manera la gente deje de buscar asilo en nuestro país”.

Aunque todavía no hay acuerdos cerrados con ningún país al que podrían enviar aquellas personas que busquen asilo en Dinamarca, aseguran que la reforma es completamente legal. A sí lo afirmó el ministro de Integración y Extranjería danés, Mattias Tesfaye, que como dato curioso, su padre fue un inmigrante etíope. "Los acuerdos que Dinamarca establezca con terceros países respetarán las obligaciones internacionales de Copenhague".

Se pudo conocer que ya las autoridades danesas están trabajando en cerrar los acuerdos con diferentes naciones como Egipto, Etiopía, Eritrea, Ruanda, entre otros.

Lo cierto es que con esta nueva reforman la nación nórdica plantea como objetivo no tener refugiados, por ello esta ley también afectará a los ciudadanos sirios que se encuentran asilados en el país, pues aquí se incluye la retirada del permiso de residencia, a pesar de que sus país de origen se encuentren en zonas de guerra.

Asimismo, también el Ejecutivo plantea endurecer la denominada ley “antigueto”, con la cual limitarían el número de habitantes “no occidentales” en los barrios de las ciudades danesas.

Aunque ya el proyecto está aprobado, ha recibido varias críticas por la Comisión Europea, la cual cuestiona la compatibilidad de la norma con las obligaciones internacionales de Dinamarca. Así lo expresó el portavoz de la comisión, Adalbert Jahnz: "El procesamiento externo de las solicitudes de asilo plantea cuestiones fundamentales tanto sobre el acceso a los procedimientos de asilo como sobre el acceso efectivo a la protección".

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), también manifestó su repudio contra la aprobación de esta legislación en Dinamarca, debido a que consideran que otros países de la UE podrían verse incentivados a tomar la misma actitud.

Por ello Gillian Triggs, alta comisionada asistente de la Acnur explicó que “La Acnur sigue oponiéndose firmemente a las iniciativas de externalización que transfieren por la fuerza a los solicitantes de asilo a otros países”, mientras finalizaba diciendo que “Estas prácticas socavan los derechos de quienes buscan seguridad y protección, los demonizan y castigan y pueden poner en riesgo sus vidas”.

Finalmente podríamos decir que ya en un país que muchos consideraban como liberal, los asilados, refugiados o inmigrantes no serán bienvenidos tras la aplicación de esta nueva ley. @Mundiario

Dinamarca comienza a cerrar sus puertas para los inmigrantes
Comentarios