Buscar

Detienen a 19 miembros de una organización dedicada al tráfico de inmigrantes en España y Europa

Se creó toda una estructura criminal que falsificaba los documentos emitidos por el Estado en la aprobación de estatus migratorios timando a los solicitantes.
Detienen a 19 miembros de una organización dedicada al tráfico de inmigrantes en España y Europa
Inmigrantes africanos rescatados por la Guardia Costera española / RTVE.es
Inmigrantes africanos rescatados por la Guardia Costera española / RTVE.es

La inmigración se ha vuelto un lucrativo negocio para los grupos clandestinos que han mercantilizado la necesidad humana de los migrantes en busca de mejores condiciones de vida a fin de ganar el dinero que, en una actividad laboral o comercial honesta y legal, consideran que no podrían conseguir.

Y es que una organización cobraba a personas inmigrantes 300 euros de manera fraudulenta para trasladarlos hacia las fronteras españolas desde África. También 1.600 euros para tramitar certificados de nacimiento, 7.500 euros por solicitudes de arraigo familiar y hasta 9.000 euros por lo que consideraban un paquete de adopción que incluía un trámite de reagrupación ficticio y un pasaporte falso. 

Esa es la actividad ilegal que había puesto en marcha un grupo de delincuentes asentados en distintas ciudades españolas para beneficiarse de la urgencia de muchas personas y de las dificultades, obstáculos y largo periodo necesario para regularizar la situación documental de los inmigrantes en España. 

Es decir, se creó toda una estructura criminal que falsificaba los documentos emitidos por el Estado en la aprobación de estatus migratorios timando a los solicitantes al hacerles creer que eran documentos legalmente registrados y legitimados.

“La Policía Nacional, sin embargo, ha conseguido desmantelar la red y ha detenido a 19 de sus integrantes en Málaga, Madrid, Zaragoza, Murcia y Valencia, provincias donde también han sido arrestadas 21 personas más por beneficiarse del trabajo de los delincuentes”, según indicó el cuerpo de seguridad en un comunicado emitido este pasado domingo.

Las alarmas saltaron en octubre de 2019 en la Oficina de Extranjería de la subdelegación del Gobierno en Málaga, ubicada en el edificio de La Caleta, en la zona este de la capital malagueña. Los funcionarios detectaron entonces un “número inusual” de trámites administrativos “poco comunes” relacionados siempre con ciudadanos de Ghana, reseñó El País. 

La Policía Nacional comenzó entonces una investigación que permitió descubrir a una organización criminal de carácter internacional. Estaba asentada en España y operaba en distintas provincias, pero también lo hacía en varios países europeos. Su objetivo no era otro que el “tráfico ilegal de personas” por todo el territorio de la Unión Europea, según explican fuentes policiales, detalla la misiva del organismo.

Por lo tanto, la mercantilización de la ilegalidad en el accionar de estos grupos es un foco de inestabilidad y de amenaza a la seguridad nacional para el Estado español en medio de la presión fiscal que la oleada migratoria de África y el Medio Oriente ejerce sobre el Gobierno con la llegada de inmigrantes en pateras a las costas españolas. @mundiario