Costa Rica aboga por política migratoria desde países de origen y no la restrictiva de EE.UU.

Vicepresidenta de Costa Rica Epsy Campbell / Presidencia de Costa Rica
Vicepresidenta de Costa Rica Epsy Campbell / Presidencia de Costa Rica
La propuesta del gobierno costarricense se aleja de la del gobierno norteamericano que busca restringir la migración en vez de combatir las casusas.
Costa Rica aboga por política migratoria desde países de origen y no la restrictiva de EE.UU.

La vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell, apoya una política migratoria pensada desde los países de origen y no restrictiva para abordar la realidad de Centroamérica."Lo que pasa en el Triángulo Norte tiene un impacto en Costa Rica, porque entre más se cierran las oportunidades en el norte y no se desarrollen los países, la gente mira necesariamente al sur", agregó la funcionaria

"Miramos con muy buenos ojos que se piense desde el protagonismo de los propios países y no solamente de una política migratoria restrictiva de Estados Unidos cómo se hace para generarle oportunidades a las personas de estos tres países con un protagonismo muy importante de México, que también es un emisor", dijo.

Esto significa un guiño a la Casa Blanca que buscó presionar a su país vecino del sur para que se convierta en un asilo para migrantes que buscan ingresar a Estados Unidos, un acuerdo migratorio que se conoce como Tercer País Seguro. La propuesta no la aceptó el gobierno de Manuel López Obrador, pero sí los de Guatemala, Honduras y recientemente El Salvador.

Sin embargo, indicó que no han recibido "ninguna oferta" de Estados Unidos para sumarse a los acuerdos migratorios como los suscritos en los últimos meses con los países del Triángulo Norte, e insistió en que son receptores de inmigrantes.

Campbell parece inclinarse más por el Plan de desarrollo integral que lidera México con el apoyo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) para atender el problema migratorio junto a El Salvador, Guatemala y Honduras. “Y no solo se trata de tocarle la puerta al otro para decirle: 'déjeme pasar', sino que hay una serie de medidas, principalmente medidas de tipo económico", afirmó

La funcionaria dijo que la "migración tiene otra cara" y es la de las comunidades receptoras. “Nosotros desde la crisis nicaragüense hemos recibido más de 70.000 solicitudes de refugio. Hago la aclaración, porque solamente en solicitudes de visa el consulado costarricense en Nicaragua recibe entre 400 y 600 solicitudes de visa por día", finalizó.@mundiario

Costa Rica aboga por política migratoria desde países de origen y no la restrictiva de EE.UU.
Comentarios