Buscar
loading...

Claves para comprender por qué en EE UU están separando a niños y padres migrantes

La Administración de Trump está pasando por una nueva tormenta al enfrentarse a la incomodidad política que genera su decisión de “tolerancia cero”, la misma que está causando que hasta ahora miles de niños hayan sido separados de sus padres.

Claves para comprender por qué en EE UU están separando a niños y padres migrantes
Niños inmigrantes. / cnn.com
Niños inmigrantes. / cnn.com

Firma

Natalia Souto

Natalia Souto

La autora, NATALIA SOUTO, es analista de la actualidad. @mundiario

El Gobierno de Donald Trump vuelve a ser tema de conversación gracias a una medida que desatado la indignación de la clase política de EE UU y de miles de opositores a la actual administración. Todo comenzó con un cambio de criterio del fiscal general, que terminó derivando en la orden de “tolerancia cero” contra los migrantes que ingresen ilegalmente a EE UU. El problema surge cuando estos migrantes son capturados con menores de edad, puesto que la ley determina que los infractores deberán ir a la cárcel, mientras que no determina qué pasará con los niños.

Ahora, miles de niños han quedado a cargo de las autoridades estadounidenses sin que estos sepan exactamente qué hacer con ellos. Las denuncias son cada vez mayores; republicanos y demócratas están en desacuerdo; Melania Trump pidió gobernar con el corazón y tres de sus antecesoras han criticado sin tapujos las medidas que violentan los derechos de los niños. Pero qué ocurre realmente, presentamos algunas claves que reflejan el tamaño de la problemática:

No hay cifras oficiales

Tan solo entre abril y junio, Associated Press ha señalado que unos 2.033 niños fueron separados de sus padres cuando trataban de ingresar a EE UU. Estos son los datos obtenidos de los cruces fronterizos oficiales, más no contabilizan las vías no oficiales donde también han sido detenido cientos de migrantes en los últimos meses, donde pueden haber unas 1.800 separaciones, según las estimaciones de Reuters.

La misma política, diferentes políticos

Las administraciones de Obama y Bush, los predecesores de Trump, se enfrentaron a los mismos problemas migratorios y las mismas leyes. En 2006 el Congreso instó a no separar a los padres de sus hijos, por lo que los detenidos gozaban de condiciones especiales que les permitía permanecer juntos hasta que los juicios culminaran. Pero con la entrada en vigor de “tolerancia cero” contra los migrantes, la administración de Trump separa a las familias y ejerce todo el peso de la ley contra los progenitores, mientras que le daño colateral recae sobre los menores.

Los niños como carnada

La política es fría, y Trump lo ha dejado claro. Para detener su régimen contra los migrantes, el presidente exige al Congreso que tome medidas más dura contra los migrantes a través de una nueva legislación, además, reclama un fondo de unos 25.000 millones de dólares para empezar con la construcción de una de sus mayores promesas electorales: la construcción del muro fronterizo entre México y EE UU. Y tras utilizar a los Dreamers, el presidente utiliza a los menores para conseguir su reforma. @mundiario