Buscar

El Brexit dificulta la estancia de los europeos más vulnerables en Reino Unido

Cientos de ciudadanos se encuentran irregulares o podrían ser expulsados de Reino Unido al no cumplir con los estándares de la nueva Ley de Inmigración aprobada por el Gobierno.
El Brexit dificulta la estancia de los europeos más vulnerables en Reino Unido
Banderas de Europa y del Reino Unido. / RR SS
Banderas de Europa y del Reino Unido. / RR SS

Miles de personas han retornado a sus países de origen tras haberse establecido el Brexit en Reino Unido. Los europeos más vulnerables, por edad, falta de trabajo o irregulares por documentación quedan al acecho debido a la nueva Ley de Inmigración aprobada por el Gobierno de Boris Johnson,  la cual entró en vigencia el 1 de enero de 2021.

Según el Observatorio de Inmigración de la Universidad de Oxford (MO, en sus siglas en inglés), durante el 2020 aproximadamente un millón de inmigrantes retornaron a sus naciones, y la aprobación de esta legislación complica el futuro para aquellos que se planteaban regresar a la nación para volver a intentar establecerse y asentarse.

A partir de 2019, el Gobierno conservador inició el UE Sttlement Scheme (Programa de Asentamiento para Ciudadanos de la UE), el cual consiste en que a través de un servicio en línea, cualquier residente comunitario en territorio británico podía solicitar su residencia con la presentación de su pasaporte y algún documento que acreditara una estancia previa de al menos seis meses (contrato de alquiler, impuesto municipal o recibo de electricidad y gas). Una vez la petición fuese aceptada por el Ministerio del Interior, los derechos de movilidad, trabajo o asistencia social y sanitaria previos al Brexit se mantenían intactos.

Fuentes de los servicios diplomáticos españoles en el Reino Unido, aseguraron que a mediados de año se puedeN presentar inconvenientes con las personas mayores "que comiencen a experimentar problemas, y se den cuenta, por ejemplo, de que ni siquiera tenían el pasaporte renovado después de tantos años”. Sin embargo, hasta el momento destacan que más de cinco millones de personas adquirieron ya el nuevo estatus (al iniciarse la negociación del Brexit se estimaba en unos 3,6 millones los comunitarios en el Reino Unido).


Quizá también te interesa:

3 razones que permitieron el surgimiento del Brexit

Visados, estancias limitadas, roaming: todos los cambios a tener en cuenta tras el Brexit​


La directora del MO, Madeleine Sumption manifestó que “La mayoría de los ciudadanos de la UE que viven en el Reino Unido son jóvenes y con altos niveles de educación, y no deberían tener problema en entender y utilizar un proceso de petición que se ha simplificado al máximo”. Recordemos que hasta el 30 de junio de 2021 la ventanilla seguirá abierta, para que los ciudadanos que lo ameriten puedan demostrar una residencia previa al 31 de diciembre de 2020, cuando concluyó el periodo de transición. No obstante, la vocera destacó que todo el proceso puede ser un poco más complejo "para ciertos grupos de personas que, o bien desconocen ese proceso, o pertenecen a colectivos vulnerables que sufren exclusión social o abusos”.

Por su parte, uno de los impulsores de la campaña The3Million que defiende los derechos de ciudadanos comunitarios ante el Brexit, Wiard Sterk, advirtió que incluso si más de un 70% de personas llegaran a completar con éxito el proceso de regularización, quedaría aún un cifra alarmante de ciudadanos desprotegidos. Asimismo, consideró que “Nos encontramos con casos similares a los del escándalo Windrush, en los que muchas personas carecen de documentación a pesar de haber residido en este país casi toda su vida”. Durante el Gobierno de la conservadora Theresa May, llegó a Reino Unido el Windrush, primer barco que transportó hasta el Reino Unido a finales de los años cuarenta a centenares de afrocaribeños procedentes de las colonias británicas y muchos de los cuales quedaron varados en sus países natales cuando no pudieron volver a ingresar al territorio británico, después de un viaje de visita.

Aproximadamente 140.000 personas llegaron a Reino Unido hace más de 30 años, según el MO, quienes además destacan que su edad media ronda los 68 años, y muchos de ellos suelen pensar que están exentos del nuevo esquema, o ni siquiera saben de su existencia. Destacan también que en el caso de los hijos nacidos en territorio británico, la Ley no les concede de inmediato la nacionalidad, por lo que los padres también deben registrarlos en el mismo esquema. Es por ello que calculan cifras previas que apuntan a la existencia de al menos 700.000 menores de edad en esa situación.

“El Gobierno ya ha dejado claro que quien cumpla los requisitos para acogerse al esquema y tenga motivos razonables para haberse saltado el plazo tendrá nuevas oportunidades de presentar la petición”, explicó Kevin Foster, secretario de Estado de Inmigración a los medios de comunicación.

La puesta en marcha del Brexit fue polémica desde su votación, debido a que son muchos los ciudadanos que después de estar viviendo en Reino Unido "estables", ahora se encuentran aún más vulnerables por las condiciones de migración y lo complejo que se hace encontrar trabajo con permiso legal.

Son muchas las organizaciones humanitarias que continuamente denuncian la situación en la que permanecen ciudadanos comunitarios, debido a que han sido un punto de foco en donde se incrementan los "sin hogar" en el Reino Unido. Y la crisis de Irlanda del Norte ha obligado a Londres y a Bruselas a volver a negociar tras el Brexit, ya que calculan que podrían sumar hasta 2.000 personas en estado vulnerable, procedentes en su mayoría de Polonia y Rumania.

Un portavoz del Ministerio del Interior consideró que “Su expulsión sería el último recurso, y antes procederíamos a pedirles que abandonaran voluntariamente el país con ayudas públicas. Si se niegan, podemos vernos obligados a expulsarles”, refiriéndose a los ciudadanos que se encuentran irregulares en el país. No obstante, el Gobierno de Johnson inició un plan de retorno voluntario, en donde ayudan con 2.300 euros a ciudadanos comunitarios que se encuentren en el Reino Unido, pero hasta el momento se desconoce el número de personas que se han sumado a la oferta.

¿Cómo afecta el Brexit a los ciudadanos?

Con la puesta en marcha del Brexit, Reino Unido salió de la Unión Europea y afecta a ciudadanos que se encuentran dentro y fuera de la nación, debido a los beneficios que aporta el ser europeo, en donde las personas que pertenecen a países de la UE gozan de libre tránsito por las naciones del bloque y se benefician de políticas comunes. Sin embargo, con este esquema la migración ha sido un punto clave para el Gobierno de Boris Johnsons, en donde se contempla restringir la residencia a los europeos menos cualificados y poner trabas para que los comunitarios se establezcan a largo plazo.

Aquellos ciudadanos que deseen vivir en Reino Unido deberán tener un ingreso mensual de al menos 20.274 euros. Sin embargo, la dificultad para encontrar un trabajo se acrecienta y hace más complejo poder cumplir con este requisito. Asimismo, este esquema también limita a dos años los permisos de residencia para los trabajadores menos cualificados y a los más calificados extenderla a 3 o 5 años, mientras potencian la política de otorgar prioridad a los trabajadores británicos. Las empresas que tengan empleados ilegales serán sancionadas, por ello obligan a los empleadores a revisar el estatuto de residencia de los trabajadores.

Mujer busca un nuevo destino en Europa tras aprobación del Brexit en Reino Unido /Foto: Stux

Éxodo sin precendentes

Muchos consideran que el Reino Unido ha sufrido en el último año la mayor caída de su población desde la Segunda Guerra Mundial. Puesto que desde el referendum del Brexit son miles los ciudadanos que han decidido buscar otro país para establecerse.

El Centro de Excelencia de Estadística Económica (ESCOE, por sus siglas en inglés), señala que alrededor de 1.300.000 extranjeros han abandonado el país entre el tercer trimestre de 2019 y el mismo periodo de 2020. De acuerdo a los economistas Jonathan Portes y Michael O'Connorque un aproximado de 700.000 personas nacidas en el extranjero se han marchado de la ciudad.

Después de los primero tres meses desde la aprobación del Brexit, más del 30% de ciudadanos salió del país a otros destinos dentro del mismo bloque europeo. Hasta finales de 2020 uno de los países destinos elegidos era España, según datos de un estudio elaborado por la Universidad de Oxford y el Centro de Ciencia Social de Berlín (Alemania) a partir de datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y Eurostat.

A través del documento destacan que el mayor incremento se registró en la salida de británicos hacia España, donde además se estima residen más de 380.000, a pesar de que esta cifra puede variar debido a que ya no es obligatorio registrarse con las autoridades para vivir en ese país. El promedio de británicos que abandonó cada año su país para instalarse en otro de la UE entre 2008-2015 se situó en 56.832, frente a los 73.642 de 2016-18. Se estima que siga el aumento en los próximos años. @mundiario