Reinventando el fútbol

El Obdu y el fútbol
El Obdu y el fútbol.
A nuestro amigo Obdulio, siempre tan creativo, le ha dado ahora por reformar el más universal de los deportes. Espero que tenga éxito en su empeño. / Texto de Humor de DosBufones.com. 
Reinventando el fútbol

Cuentan que un día le preguntaron al Rey Pelé cómo se podría aumentar la cantidad de goles en los partidos de fútbol. La respuesta de Su Majestad no pudo ser más precisa: “Agranden las porterías”. Nada más genial en su sencillez. Sin embargo, la sugerencia siempre ha caído en red rota y el número de goles por partido continúa siendo raquíticamente bajo, décadas después.

Pues bien, preocupado como estoy porque llegue el día en que las defensas sean tan férreas que todos los partidos terminen 0-0, he decidido hacerle llegar a la FIFA algunas ideas que redundarán en un aumento sustancial de la cantidad de anotaciones. Aquí les van:

Propongo que se elimine el offside, o fuera de juego. Ambos equipos podrán colocar a sus jugadores donde les dé la gana, incluso detrás del arquero contrario, si es posible.

Cada vez que un equipo tenga posesión del balón deberá tirar a puerta en menos de un minuto. Si no lo hace, la pelota pasará al equipo contrario, que a su vez tendrá un minuto para hacer lo mismo. Así se garantizan alrededor de 90 tiros a puerta por partido entre los dos equipos, por lo que la posibilidad de un aburrido 0-0 se reduce significativamente.

Los arqueros tendrán los ojos vendados durante los lanzamientos de penales.

Los goles anotados desde fuera del área valdrán por dos.

Si un partido amenaza terminar en el temido 0-0 a los 80 minutos, ambos equipos jugarán sin arqueros durante los últimos diez minutos.

Como cabe la posibilidad de que un partido termine aún empatado después de todo eso, se jugarán diez minutos adicionales durante los cuales cada equipo tendrá cinco minutos de posesión del balón, mientras el otro defiende sin portero y con solo tres jugadores que no podrán salir del área. 

Si después de todo lo anterior el partido termina en empate, especialmente un infame 0-0, entonces los directores técnicos de ambos equipos saldrán a jugar en un tiempo extra, ellos dos solitos, mientras los jugadores los alientan desde el banco y los árbitros los contemplan impasibles. Los partidos terminarán en muerte súbita, o lo que es lo mismo, el equipo del coach que sobreviva será el ganador.

Estoy seguro de que estas ideas contribuirán a renovar el fútbol y hacerlo un deporte mucho más dinámico y atractivo. Será la única manera posible de disfrutar un partido entre el Real Hialeah y el Miami United.

Pelé seguro me lo va a agradecer. @mundiario

Reinventando el fútbol
Comentarios