Buscar

MUNDIARIO

Obdulio inventa un nuevo género musical

A mi amigo del alma a veces se le ocurren ideas brillantes y no pasa nada, pero creo que con ésta se va a hacer famoso en el mundo entero. / Texto de Humor de DosBufones.com

Obdulio inventa un nuevo género musical
Obdulio practicando la música de uno de sus nuevos temas / M. Barros
Obdulio practicando la música de uno de sus nuevos temas / M. Barros

Firma

Mario Barros

Mario Barros

El autor, MARIO BARROS (Lenguaviva) es profesor universitario, comediante y escritor humorístico cubano-americano. Está en Facebook (Mario Barros Lenguaviva) y, a través de su amigo Obdulio, en Instagram (obdulioduparol). @mundiario

Me cuenta el Obdu que una clarinada lo despertó el día de año nuevo. “Fue una epifanía”, me dice. “Soñé que había creado un nuevo género musical”. Y a continuación, se levantó de la cama y se fue directo a buscar su armónica. Al cabo de diez minutos ya había compuesto su primer tema. “Fue muy fácil”, me explica. “Sólo tuve que coger el delicioso y repetitivo ritmo y engancharle una letra muy triste”.

Dice mi amigo que en tres días ya ha compuesto una docena de temas y aspira a hacer con ellos la primera ópera de reguetón-blues de la historia. La obra relatará los sucesos de una noche en la vida de una pareja. Obdulio está pensando titularla “Odisea de Sábado” y estos son los títulos de las canciones:

Mi novia me pidió que la llevara a la discoteca, pero yo no tenía plata

Como la amo tanto, pedí dinero prestado y la complací

Llegamos a la disco y, como había mucha cola, tuve que sobornar al portero

Mi chica se veía radiante, todos los hombres la devoraban con la vista

Yo me puse a beber y una pastillita que mi novia me dio me puso volao

Tropecé mientras bailábamos, me caí y todo el mundo se rió de mí

Ella siguió bailando, como si tal cosa

Me tuve que sentar y a poco rato me quedé dormido

Cuando desperté, la busqué, pero no estaba por todo aquello.

Me tocó pagar la cuenta y en eso se me fue el resto de la plata

Tuve que regresar a pie, solo y triste como un perro callejero.

Encima de eso, perdí mi móvil.

Asegura mi amigo que el último tema es tan trágico que la gente va a llorar a mares.

Obdulio confía en que una historia tan conmovedora llegará al corazón del público y será un exitazo. “El sentimentalismo siempre vende”, concluye.   

Sigo pensando que este Obdu es un genio. Nunca deja de asombrarme. @mundiario