Buscar

MUNDIARIO

¿Sabes qué es el Nesting?

El nesting es una práctica que consiste en hacer nada y encontrar placer en ello.

¿Sabes qué es el Nesting?
Mujeres en la grama. / Pexels
Mujeres en la grama. / Pexels

Firma

Isbelia Esther Farías

Isbelia Esther Farías

La autora, ISBELIA ESTHER FARÍAS, es licenciada y máster en filosofía. Maestrante de Orientación en Sexología, colabora en MUNDIARIO. Dirige la empresa Editorial Hetaira y es autora de El Marqués de Sade: de la transgresión al goce, y Una mirada filosófica al Marqués de Sade. @mundiario

¿Por qué cada día nos afanamos por lograr más cosas, dejando muchas veces que nuestra vida pase de lado sin siquiera tener un momento para el descanso?

Ahora que todos estamos en casa por medidas de seguridad, es un buen momento para aplicar el nesting. Muchas personas creen que estar en casa “es aburrido”, o que necesitan estar todo el tiempo en movimiento, pero bajo la calidez de unos suaves edredones la vida también puede ser deliciosa.

Nesting proviene del término nest¸ que traducido al español significa “nido”, y esto es lo que precisamente puede ser el hogar para nosotros, un nido acogedor en el que podemos encontrar paz y tranquilidad.

Todos los días, antes de la cuarentena, ya muchas personas se habían sumado a este movimiento que nació en otro punto geográfico: Dinamarca. Esta práctica consiste en que el quehacer diario de las tareas hogareñas sea placentero y agradable.

¿A quién no le podría atraer la idea de un baño cálido y espumoso? O quizá leer un interesante libro sobre un tema que nos apasione. Claro, habrá quienes deseen dibujar mándalas o dedicarse a las tareas de la jardinería. Todo es válido mientras ocurra en la calidez de nuestros hogares.

Esta opción también resulta económica, además de práctica y, al estar a solas con nosotros mismos, podemos encontrar espacios para el autodescubrimiento, así como momentos para la introspección.

Colocarle un poco de freno a nuestra vida es necesario de vez en cuando. No siempre podemos andar acelerados, haciendo mil cosas, resolviendo todo como si el mundo se fuese a acabar sin nuestra presencia, pues, esto, lo que puede lograr es incrementar nuestro estrés y ansiedad, y ocasionar daños físicos en el cuerpo.

Hoy más que nunca se convierte en una tarea saludable sumarnos a estos estilos de vida que nos ayudan a sentirnos saludables, en calma y estrechar los lazos familiares.

Solo piensa en las largas e interminables jornadas laborales que durante años no te han permitido regalarte ni un solo minuto para ti, como si la vida fuese inmortal. Y, de hecho, hay quienes llegan hasta a sentir culpables cuando se dan un pequeño regalo o complacencia en medio del caos cotidiano.

Por una vez en la vida, y nunca ha sido mejor que ahora, dejemos de hacer planes, que los días transcurran y todo fluya según su ritmo natural. Estemos en paz con nosotros mismos y no permitamos que las malas noticias y los incesantes estímulos agobien nuestra existencia.

¡Descansemos, y vivamos sin prisas! @isbeliafarias90210 en @mundiario