Buscar

MUNDIARIO

La búsqueda de la felicidad

La felicidad duradera no viene del exterior sino del interior... un lugar común, un dicho, un tópico que no siempre logramos entender.
La búsqueda de la felicidad
Mariposa posada en unas manos. / Reign Abarintos. / Unsplash
Mariposa posada en unas manos. / Reign Abarintos. / Unsplash

Rosa González Muñoz

Coach Ejecutivo.

"La felicidad es como una mariposa: cuanto más la persigues más huye. Pero si vuelves la atención hacia otras cosas, ella viene y suavemente se posa en tu hombro. La felicidad no es una posada en el camino sino una forma de caminar por la vida". Esto lo escribió Viktor Frankl, Neurólogo, Psiquiatra y Filósofo y autor, entre otros muchos, del libro “El hombre en busca de sentido".

Cazar mariposas.

La felicidad es como una mariposa: cuanto más la persigues más huye.

Algo en lo que parecen estar de acuerdo filósofos, científicos y psicólogos es en el anhelo humano de la felicidad. Un anhelo que muchas veces nos resulta esquivo, aún a pesar de vivir en sociedades desarrolladas y con un alto nivel de bienestar material.

Y esto ocurre porque realmente estamos buscando la felicidad a partir de lo que el mundo nos puede proveer a nosotros: bienestar material, salud, riqueza, poder, estatus son bienes que esperamos que el mundo nos provea y que creemos que solo una vez satisfechos podremos alcanzar la felicidad. Pero ello nunca es suficiente. Que se lo digan a las 26 personas más ricas del planeta las cuales poseen la misma riqueza material que 3.800 millones de personas (la mitad de la población del planeta).

Y sin embargo la verdadera felicidad no es la que el mundo nos puede traer si no la que nosotros podemos llevar al mundo. La felicidad duradera no viene del exterior sino del interior... un lugar común, un dicho, un tópico que no siempre logramos entender. Los griegos lo tenían claro, Hedonía versus Eudaimonía: la felicidad que nos proveen estímulos externos frente a la felicidad que fluye de nuestro interior hacia el exterior.

La búsqueda de la felicidad es un propósito que compartimos todos los seres humanos y sin embargo la ecuación no funciona así. La felicidad vendrá a posarse sobre nuestro hombro como una mariposa cuando realmente vivamos de acuerdo con nuestros valores y aspiraciones más profundos, cuando vivamos dando al mundo. 

Dos personas sentadas en un banco.

Pero si vuelves la atención hacia otras cosas, ella viene y suavemente se posa en tu hombro.

 

Esta es una noticia maravillosa ya que implica que no solo podemos ser felices en momentos de abundancia material, de salud, sino que también podemos hallar la felicidad en momentos de adversidad.

Algunos afortunados viven de manera espontánea, casi sin ser conscientes, de acuerdo con sus valores, esas aspiraciones profundas. Otros tienen la fortuna añadida de ser conscientes de eso que les mueve y vivir conforme a ello.

Otros han tenido la suerte de al menos plantearse las preguntas: ¿cuál es mi propósito?, ¿cuál puede ser el sentido de mi vida?

Y para responderlas sí que podemos emprender una búsqueda, una exploración, la exploración de qué es eso que verdaderamente nos mueve, de saber cuáles son nuestros valores profundos como ser humano, qué es aquello que daría sentido a nuestra vida en este momento. 

Una tarea ambiciosa que como seres humanos merecemos abordar. @mundiario


Rosa González participará en el World Happiness Fest, el mayor foro sobre felicidad y bienestar del mundo, alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y UN PACTO GLOBAL que tendrá lugar en Madrid del 16 al 22 de marzo. Participará en una mesa coloquio que reunirá a distintas Fundaciones y ONGs para debatir sobre lo que “sectores menos favorecidos” pueden enseñarnos sobre la felicidad y lo que como sociedad podemos contribuir para facilitar su pleno desarrollo humano. Información, agenda y entradas en https://www.happinessfest.world/