Buscar

MUNDIARIO

Instrucciones para lidiar con la gente que no se cuida del coronavirus

Hay personas que parecen indiferente a lo que ocurre, pero ¿cómo podemos lidiar con estas personas que no se cuidan del coronavirus?

Instrucciones para lidiar con la gente que no se cuida del coronavirus
Sala de fiestas Rosa-Lar, en el norte de Lugo. / Facebook
Sala de fiestas Rosa-Lar, en el norte de Lugo. / Facebook

Se acerca fin de año, y lo que hemos logrado hasta ahora pudiese retroceder de no tomar las medidas precisas. Sin embargo, hay quienes no se están cuidando lo suficiente, sino planificando grandes reuniones secretas o pretendiendo que continúan bajo aquella antigua normalidad. ¿Cómo podemos lidiar con la gente que no se cuida del coronavirus?

Para poder afrontar esto, muchos gobiernos han extremado sus medidas, enfatizando la necesidad de detener la transmisión, pero, una vez más, las personas no obedecen.

Y esto es difícil porque si a una persona, diagnosticada con diabetes, por ejemplo, le piden que se cuide y no lo hace, ¿cómo podría cuidar de alguien más?

Las reuniones con muchas personas son todavía una realidad, pese a todas las advertencias que se han hecho. A esto se le denomina “fatiga pandémica”, es decir, algunas personas están cansadas de modificar sus comportamientos cotidianos por motivo del coronavirus.

No importa cuántos millones de euros se gasten tratando de hacer entender a las personas la importancia de una dieta equilibrada, porque casi toda esta inversión en educación pierde sus fines.

Para detener la propagación de la covid-19 es necesario un cambio en el comportamiento que llevamos en la esfera privada, pues, este virus se está propagando en pijamadas, fiestas privadas, reuniones en casas de conocidos, entre otros y, en algunos lugares donde prevalece el clima frío, las reuniones se están haciendo en sitios muy cerrados.

La respuesta, siempre van a ser seguir las mismas: seguir el confinamiento, tomar medidas punitivas en casos donde las reuniones sean granes y, por supuesto, tomar conciencia y cambiar nuestros comportamientos privados, pues, no siempre el poder del cambio estará en los gobiernos y entes públicos. @isbeliafarias90210 en @mundiario