Buscar

MUNDIARIO

La biblioterapia: una técnica para hacer frente a la realidad

La biblioterapia es una técnica utilizada en algunos enfoques psicoterapéuticos, pues, sus efectos en el organismo son beneficiosos.

La biblioterapia: una técnica para hacer frente a la realidad
Mujer leyendo. / Pixabay
Mujer leyendo. / Pixabay

¿Quién podría imaginar cuánto bien hace al organismo una buena lectura? De ello se trata la biblioterapia. En lugar de correr por miles de píldoras, se puede emprender la carrera hacia una biblioteca, disfrutar de una lectura con sentido y beneficiar con ello a nuestro organismo.

La biblioterapia puede ser definida como un tratamiento para sanar nuestra mente y hacer frente a cualquier adversidad, pues, ¿quién no ha huido a las páginas de algún libro para olvidar cualquier hecho doloroso o que causa molestia?

La lectura de algunos libros es una técnica muy usada hoy día en sesiones psicoterapéuticas, sobre todo en la Logoterapia, pues, el contenido literario puede ayudar a que un individuo encuentre sentido a su propia vida, en la medida que se identifica con los valores y actitudes de algún personaje en específico.

La biblioterapia tiene efectos tan positivos que cada día se instala en más centros asistenciales, clínicas y asilos para personas mayores. De hecho, desde la Segunda Guerra Mundial, es una técnica usada para el alivio de la tensión. Los primeros en recurrir a ella fueron los soldados, quienes encontraron en la lectura una manera de sobrellevar la tragedia y curarse anímicamente.

Lo más curioso, es que no se trata de escoger lecturas que nos ayuden a evadir la realidad en sí, sino de encontrar aquellas en las que los personajes nos ayuden a revivir lo que estamos atravesando y de ese modo encontrar otra perspectiva para encarar la situación actual.

Esta técnica tampoco está basada en la selección de libros de autoayuda, ni de aquellos con tramas vacías que solo fomentan el pasar un buen rato, sino que toma fuerza en las lecturas más significativas y que sean capaces de generar un impacto en el lector.

Para ello, el terapeuta analiza al paciente, observa con detalles el evento que está viviendo y le sugiere la lectura que le ayude a dar una resignificación al hecho que atraviesa.

Con la biblioterapia, las personas tienen más posibilidades de salir de la depresión, el estrés y la ansiedad. Aunque no sea una cura definitiva, sí es un apoyo en momentos difíciles y una manera de reencontrarse consigo mismo.

La aplicación de la técnica puede ser individual o grupal. El único obstáculo que podría presentarse es que actualmente hay una cantidad innumerable de lecturas, por lo que estas deben ser escogidas con cuidado y, de ser posible, sugeridas por el terapeuta. @isbeliafarias90210 en @mundiario