Buscar

MUNDIARIO

La justicia de Milán condena a Robinho a nueve años de cárcel por violación

El jugador habría violado junto a otros cinco sujetos a una mujer albanesa mientras era jugador del AC Milan de la Serie A.

La justicia de Milán condena a Robinho a nueve años de cárcel por violación
Robinho, futbolista brasileño. / Twitter-Pasión Fútbol
Robinho, futbolista brasileño. / Twitter-Pasión Fútbol

Firma

Guillermo Fernández

Guillermo Fernández

El autor, GUILLERMO FERNÁNDEZ, es colaborador de MUNDIARIO, donde escribe, preferentemente, sobre fútbol. @mundiario

Un tribunal de Milán ha condenado al futbolista brasileño Robinho a una condena de nueve años de cárcel por abusar sexualmente de una mujer albanesa de 22 años en un club nocturno el 22 de enero de 2013. La noticia fue difundida por el diario italiano La Stampa, que agrega que el jugador será acompañado en su conena por otros cinco hombres acusados de haber estado en el desagradable acto.

Todo sucedió en aquel año, cuando Robinho tenía ya casi tres de haber fichado por el AC Milan. El jugador, quien hoy en día juega para el Atlético Mineiro de Brasil, tiene el derecho a pasar por varios niveles de apelación, tal y como establece la ley italiana, todo eso antes de que la sentencia sea duplicada.

El jugador respondió a la condena desde su perfil de Facebook. "Sobre la noticia que involucra a Robinho en un hecho ocurrido hace algunos años, aclaramos que ya se defendió de los cargos, afirmando que no tenía ninguna participación en el episodio. Todas las disposiciones legales ya se están tomando sobre esta decisión en primera instancia", escribió.

Su página oficial informa lo siguiente:

"La información publicada hoy en Italia sobre el jugador Robson de Souza es una irresponsabilidad. Robinho afirma que no tiene nada que ver con la participación en el episodio mencionado. Todas las acciones legales están siendo estudiadas.

Robinho lamenta el episodio, que fue levantado sin fundamento, justamente en una buena fase profesional, personal y familiar. Respecto al caso de Londres, el hecho está siendo utilizado de forma oportunista".

Esa última oración es una alusión a una denuncia por abusos que se enfiló en su contra en 2009, cuando militaba en el Manchester City, aunque a la larga fue liberado de ella.