Buscar

MUNDIARIO

Los viajes privados de Meghan y Harry contaminan más que cualquier vuelo comercial

De acuerdo con la prensa británica, los duques de Sussex utilizaron un jet privado de 860 millas para su última escapada desde Farnborough a Ibiza, que habría emitido seis veces más carbono que cualquier otra aeronave.

Los viajes privados de Meghan y Harry contaminan más que cualquier vuelo comercial
Príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. / RR SS.
Príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. / RR SS.

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Meghan Markle y el príncipe Harry protagonizan una nueva polémica. Todos sabemos que los duques de Sussex presumen cada vez que pueden ser ecologistas y respetuosos del medioambiente, pero parece que han pasado por alto un detalle: sus viajes privados contaminan más que cualquier vuelo comercial.

Quizás también te interese:

 

De acuerdo con la prensa británica, los duques de Sussex utilizaron un jet privado de 860 millas para su reciente escapada a Ibiza, que habría emitido seis veces más carbono que cualquier otra aeronave comercial.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Prince Harry, Duke of Sussex (@princeharry_2019_) el

 

Pero eso no es todo: los padres de Archie además han recibido una lluvia de críticas por utilizar lo que en la jerga popular se llama el “Uber para millonarios”.

Se trata de la empresa NetJets, conocida por tener la mayor flota de aviones privados del mundo y por trasladar siempre a los más adinerados del globo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por NetJets (@netjets) el

En esa línea, Daily Mail destaca que el viaje le habría costado a Meghan y Harry nada menos que… ¡22.000 euros!

Algo que en realidad no nos sorprende, sobre todo si tenemos en cuenta que para la ida los royals tomaron un Gulfstream 200 en el que caben hasta 19 personas, mientras que para la vuelta cogieron un Cessna 500 XL de nueve plazas.

Así que, como vemos, parece que Meghan y Harry se han pasado el ecologismo por el… jet privado, con tal de mantener en secreto su primera escapada vacacional con el pequeño Archie. @mundiario

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Prince Harry, Duke of Sussex (@princeharry_2018) el