Vandalizan un palacio de la reina Isabel II por el caso del príncipe Andrés

Familia real británica. / Pinterest.
Familia real británica. / Pinterest.

Aunque la reina se ha distanciado del duque de York por el caso de abuso sexual, será complicado afrontar la crisis en el año que cumple 70 años en el trono.

Vandalizan un palacio de la reina Isabel II por el caso del príncipe Andrés

Aunque el Palacio de Buckingham ha decidido apartar de golpe al príncipe Andrés de la imagen de la reina Isabel II ya empiezan a verse los primeros indicios de crisis. Esta semana inicia con la vandalización de unos de los palacios de la monarca por el caso de abuso sexual que enfrenta el duque de York.

Se trata del Palacio de Holyroodhouse, ubicado en Escocia, la primera residencia de la monarca donde se patenta el descontento del público por lo que sucede con el tercer hijo de la monarca. El domingo los encargados del Palacio se encontraron con una pintada dirigida al príncipe Andrés donde podía leerse "Paedo home" -'hogar de un pedófilo'- en color blanco.

El lugar cuenta con casi nueve siglos de antigüedad y aunque la reina no suele visitarla de forma asidua, es una pieza histórica de Reino Unido. La policía se a puesto en marcha para encontrar a la o las personas culpables de vandalizar el palacio no precisamente por insultar a un miembro de la familia real, sino por afectar a una parte del patrimonio cultural del país.

Este es solo un pequeño ejemplo del descontento que enfrenta el duque de York por su implicación con el pedófilo Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell, quienes supuestamente traficaron a la entonces mejor de edad Virginia Giuffre, al príncipe para tener relaciones sexuales. La mujer realizó una demanda el año pasado en un tribunal de Nueva York, donde rechazaron archivar el caso y ahora puede que el príncipe Andrés llegue a sentarse en el banquillo para defenderse o bien, antes de esto puede llegar a un acuerdo económico que implicaría cierta culpabilidad.

 

Ante la ola que se avecinaba, el Palacio tomó la decisión de cortar la raíz del árbol podrido y despojar al príncipe de sus títulos y de su tratamiento de Alteza Real. Además dejaron claro que el duque no representa de ninguna manera a la Corona y que enfrenta su caso como ciudadano privado. Igualmente, es probable que la reina le retire su título de duque de York, cuestión que ha sido solicitada por la ciudad de York. Esto dependerá exclusivamente de la soberana, la única que tiene dicho poder pero viendo como soplan los vientos y con el príncipe Carlos de Gales y el príncipe Guillermo queriendo alejarse de la polémica, muy posiblemente la monarca ceda.

Breve historia del palacio vandalizado

El palacio de Holyroodhouse es una de las residencias oficiales de la soberana a la que el público puede acceder siempre que ella no esté y en ciertos meses del año. Esta situada en Edimburgo, lugar en el que la monarca suele pasar una semana al año. En mayo de 2021 sirvió como residencia para Kate Middleton y el príncipe Guillermo cuando estuvieron de gira oficial por Escocia, donde la monarquía no tiene una alta popularidad como en el resto del suelo británico.

El lugar, cuando la pandemia no repuntaba, era muy visitado por cientos de personas que gozaban de ver los apartamentos históricos del siglo XVI de María Estuardo y los apartamentos de Estado, utilizados para cuestiones oficiales. Tiene superficie de más de 8.000 metros cuadrados, 289 habitaciones y un gran número de pasadizos secretos, sótanos y túneles. Fue construido como un monasterio por David I en el año 1128 al final de la Royal Mile.

 

La otra oveja negra de la familia real

Aunado a lo anterior, no podemos dejar pasar las recientes amenazas de otra ex Alteza real, se trata del príncipe Harry, que amenaza al gobierno británico con demandarles si no aseguran su seguridad cuando se encuentren en Reino Unido. El príncipe afirma que tanto él como su familia corren peligro en el suelo británico por lo que requieren que Scotland Yard les protejan mientras estén de visita.

El duque de Sussex asegura estar dispuesto a pagar por dicha seguridad, sin embargo, la policía británica no puede aceptar pagos de terceros para funcionar ya que son un organismo del Estado y por tanto se rigen por el Ministerio de Interior del país.

 

Tras saltar la noticia el duque de Sussex ha sido duramente criticado. Hay quien le recuerda que ya no es representante de la Corona ni Alteza real, por lo que él mismo debe administrar su propia seguridad privada. Mientras los Sussex estén de visita en Reino Unido pueden ser protegidos por agentes del Estado siempre y cuando estén en su casa en Windsor ya que el lugar forma parte de la residencia oficial de la reina, sin embargo, para asistir a eventos privados son ellos mismos quienes tienen que buscar y costearse su propia seguridad. @mundiario 

Vandalizan un palacio de la reina Isabel II por el caso del príncipe Andrés
Comentarios