Uma Thurman revela el acoso sexual de Weinstein y el abuso laboral de Tarantino

Uma Thurman, actriz; Quentin Tarantino, director. Productora.
Uma Thurman, actriz; Quentin Tarantino, director. / Productora.

La ola de denuncias en Hollywood no paran, y esta vez ha sido la famosa actriz de Kill Bill quien da el gran paso, pero no solo acusando al exproductor de acoso sexual, sino que señala al director de Pulp Fiction y revela que fue violada por un actor cuando era menor de edad.

Uma Thurman revela el acoso sexual de Weinstein y el abuso laboral de Tarantino

Hace meses Uma Thurman publicó una imagen en Instagram hablando sobre los abusos sexuales de Harvey Weinstein y confirmando que ella fue otra víctima, pero sin llegar a dar detalles y pidiendo a sus fans que “estén atentos” porque pronto daría más detalles. En aquel momento llamó la atención que la actriz utilizara la imagen de uno de sus personajes más míticos, Beatrix Kiddo, de Kill Bill para revelar los abusos, porque en dicha cinta ella estuvo bajo las órdenes de Quentin Tarantino, el que fuera un buen amigo y protegido del exproductor. Ahora sabemos que esa imagen tenía otro mensaje oculto.

Durante una entrevista con The New York Times, la actriz reveló esos detalles que había guardado durante años y que ahora hacen que nos estremezcamos. Según la interprete, había decidido tomarse su tiempo puesto que desde que se destapó la ola de denuncias, había estado molesta con ella misma y sus abusadores. Con ella por no ser capaz de denunciar a los acosadores y explotadores, y con ellos, por obvias razones.

 

La actriz comienza relatando sus inicios en la industria, tenía 17 años y fue invitada a un club. En el lugar conoció a un actor 20 años mayor y del cual no revela el nombre, pero si cuenta que este la forzó a mantener relaciones sexuales: “Fui totalmente sumisa. Intenté decir que no, lloré, hice todo lo que pude hacer. Me dijo que la puerta estaba cerrada pero nunca corrí e intenté girar el pomo. Cuando llegué a casa, recuerdo que me planté frente al espejo y me miré las manos y me enfadé con ellas por no estar ensangrentadas o magulladas. Algo así cambia tu perspectiva de un modo u otro. Te vuelves más o menos sumiso, y creo que yo me volví menos sumisa”.

Su experiencia contra Weinstein

Un par de años después la actriz conoció a Weinstein, quien no tardó en ofrecerle el trato ya conocido: ir hasta su habitación en un lujoso hotel para forzarla a mantener relaciones sexuales. “Le conocía muy bien antes de que me atacase. Solía pasar horas hablándome sobre material, elogiando mi mente y validándome. Esto me hizo posiblemente ignorar las señales de peligro. Era mi campeón. Nunca había sido la niña mimada de un estudio. Tenía poder absoluto sobre el tipo de películas y directores que eran adecuados para mí”, cuenta la actriz.

 

La actriz Uma Thurman acusó al productor cinematográfico Harvey Weinstein de agredirla sexualmente en un hotel de Londres. . . En un artículo aparecido el sábado en el New York Times, Thurman explicó que decidió no hablar de inmediato el año pasado cuando aparecieron las denuncias por abuso contra el famoso productor porque no quería decir nada estando enojada. . . Thurman se convirtió así en la última de más de 70 mujeres que han acusado a Weinstein, de 65 años, de conducta sexual inapropiada. . . La protagonista de Pulp Fiction y Kill Bill, publicó en su cuenta de Instagram un mensaje: "Me alegro de que sea despacio, no mereces una bala”. #umathurman #acusacion #harveywrinstein #agresion #abuso #conductasexualinapropiada #hollywood #actriz #productor #actualidad #news #informacion #noticias #pepeganganews

Una publicación compartida de Pepeganga News (@pepeganga.news) el

 

“Nunca me sentí amenazada. Pensé que estaba siendo súper idiosincrásico, como si fuese tu tío chiflado y excéntrico. Le seguí a través de una puerta y era una sauna. Yo estaba allí de pie con mi ropa de cuero negro, botas, pantalón, chaqueta. Hacía mucho calor y dije: 'Esto es ridículo, ¿qué estás haciendo?'. Se empezó a poner muy nervioso y enfadado, se incorporó de un salto y se fue corriendo”, añadió Thurman.

Pero tras algunos meses, se volvieron a encontrar en hotel Savoy de Londres y el exproductor intentó forzarla de nuevo: “Fue como un batazo en la cabeza. Me empujó hacia abajo. Intentó empujarse dentro de mí. Intentó exhibirse. Hizo todo tipo de cosas desagradables. Pero sin hacer demasiado esfuerzo físico me forzó. Eres como un animal retorciéndose, como un lagarto. Estaba haciendo todo lo posible por devolver el tren de nuevo a la vía. A mi vía, no a la suya. Al día siguiente me llegó un vulgar ramo de rosas de 70cm de ancho. Eran amarillas. Abrí la nota como si fuese un pañal cagado y tan sólo ponía: 'Tienes muy buenos instintos'”.

Tarantino es un agresor de otro tipo

Luego de los encuentros con el exproductor, Thurman volvió a encontrarse con Quentin Tarantino tras Pulp Fiction. Fue durante el Festival de Cannes de 2001 donde ya se estaba preparando la producción de Kill Bill y el director le pidió a la actriz trabajar con él, algo que Uma quería evitar debido a que Weinstein trabajaba como productor.

Finalmente la unión entre musa y realizador fue posible. Ambos nos dejaron una de las películas más interesantes de la historia, y quizás un grito feminista en tiempos machistas, pero irónicamente Thurman nos revela que no todo es tan bonito como se pinta, ya que Tarantino también abusó de ella, pero en este caso, fue de índole laboral.

El altercado entre Thurman y Tarantino ocurrió cuando este la obligó a realizar una escena donde debía conducir un carro y simular un choque, el problema es que era muy peligrosa y ella se negó a realizarla, pero en su idilio directivo, el realizador la obligó a hacerla. “Quentin entró en mi tráiler y no le gustó escuchar que no, como a cualquier otro director. Estaba furioso porque les costaría mucho tiempo. Pero estaba asustada. Él dijo: 'Te prometo que el coche está bien. Es un tramo de carretera en línea recta. Llega a los 65 kilómetros por hora o tu pelo no se moverá de la forma correcta y te haré hacerlo de nuevo'. Pero aquello era una trampa mortal en la que estaba subida. El asiento no estaba bien atornillado. Era una camino de arena y no era na carretera recta”, cuenta la actriz.

Para probar su punto, The New York Times publicó un vídeo del incidente en donde efectivamente la actriz pierde el control del vehículo y choca contra un árbol: “El volante estaba en mi barriga y mis piernas estaban atascadas debajo de mi. Sentí un dolor abrasador y pensé: 'Oh, Dios mío, no voy a volver a caminar'. Cuando volví del hospital con un collarín, con las rodillas dañadas y con un chichón gigantesco en la cabeza y un traumatismo craneoencefálico, quise ver el coche y estaba muy molesta. Quentin y yo tuvimos una pelea descomunal y le acusé de intentar matarme. Él se enfadó mucho con eso, creo que razonablemente, porque él no sentía que hubiese intentado matarme. Harvey me asaltó sexualmente, pero aquello no me mató”. @mundiario

Uma Thurman revela el acoso sexual de Weinstein y el abuso laboral de Tarantino
Comentarios