El último mensaje de Alex Lequio fue una reflexión sobre la felicidad

Ana Obregón y Aless Lequio. /@Ana_Obregon_Oficial
Ana Obregón y Aless Lequio. /@Ana_Obregon_Oficial
El hijo de Ana Obregón murió el pasado 13 de mayo tras una larga lucha contra el cáncer, y la actriz sigue en duelo.
El último mensaje de Alex Lequio fue una reflexión sobre la felicidad

Alex Lequio murió a los 27 años tras algo más de dos años en tratamiento. Fue diagnosticado en marzo de 2018, y al poco de enterarse viajó a los Estados Unidos, concretamente al Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, para ser tratado allí. Permaneció seis meses ingresado en aquel hospital, y a pesar de lo que estaban sufriendo tanto él como el resto de su familia, se negó a abandonar su trabajo como director de la empresa de marketing digital que él mismo había creado. Así lo contaba a la revista ¡Hola!:

“Yo no voy a cambiar de camino, voy a seguir mi camino, pero voy a tener que esforzarme un poco más o a andar con un poco más de esfuerzo para poder seguir a la misma velocidad”.

Ana Obregón se encuentra ahora en su casa en Costa de los Pinos, en Palma de Mallorca. Desde allí contaba a sus seguidores el gran hallazgo: un último mensaje que su hijo empezó a escribir pero no tuvo tiempo de terminar. Reconoce que no sabía si publicarlo o no, pero siente que es lo que él hubiese querido. Con el corazón en un puño, la actriz compartió el texto escrito por su hijo, en el que reflexionaba sobre la vida, la felicidad y el amor.

“El problema más grande del ser humano - y el mío hasta que me dijeron que tenía cáncer - es la manera de entender la felicidad, de ser feliz. Me he pasado 27 años de mi vida intentando ser el mejor estudiante, graduarme en la mejor universidad , montar empresas y sentirme un cowboy del capitalismo, siempre anclado en el ‘más es mejor.’ Todo precioso y bonito hasta que un día te dan la noticia y no sabes cuantos meses te quedan de vida. En un abrir y cerrar de ojos, te das cuenta de la importancia del ‘tiempo.’ Mejor aún, te das cuenta cómo y con quien quieres invertirlo. Cuantas veces no he estado con mi novia por quedarme enviando correos hasta las 3 de la mañana? Cuantas veces he ido a jugar con mi hermanita pequeña? Cuantas veces habré ido a ver a mi madre? Cuantas la he colgado? Cuantas invitaciones rechazadas al cine con mi padre? Cuantas? CUANTAS????? No soy nadie para darte un consejo pero quizás, dios no lo quiera, un día recibas una llamada del hospital después de hacerte una tac, una placa o un análisis de sangre, invitándote a cerrar una cita con urgencia. Quizás ese día se sienten 7 médicos delante de ti y ‘bum’ todas esas metas por ser un as se evaporan. Al final solo te llevas el tiempo y el amor que has dedicado a las personas que quieres, a las qué ... ” 

Así, el hijo de la actriz daba vueltas en sus últimos días de vida a cómo había invertido sus años, las cosas que cambiaría y cómo al final lo que más felicidad le hubiese traído habría sido emplear cada minuto en estar con sus seres queridos. La fotografía con la que acompañaba el mensaje se hizo, de hecho, en Mallorca, por lo que quizás su refugio le está dando fuerzas para seguir compartiendo con el mundo los buenos recuerdos que atesora en vez de aislarse y perderse.

Alex Lequio falleció en pleno confinamiento, cuando estaba prohibido celebrar funerales o visitar al difunto, por lo que la familia decidió esperar y finalmente la ceremonia en la que Ana Obregón pudo decir adiós a su hijo se celebró el 30 de junio en la Parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja, en Madrid. La actriz no ha tratado de esconder el dolor que está sintiendo y ha encontrado cierto equilibrio entre lidiar con la pérdida de su hijo en privado, resguardada por su familia, y compartir ciertos recuerdos felices con Alex en Instagram, manteniendo su recuerdo vivo. Al texto escrito por su hijo, Ana Obregón añadía una post data pensando ella en lo mismo en que había estado pensando él al escribir.

“PDT. Mi Aless , ojalá lo hubiera leído antes de que partieras para decirte que has dado tanto amor en esta vida; a tus amigos, a tu novia, a tu familia y sobre todo a mí, que necesitaría 1 millón de vidas para agradecértelo . Tu mensaje llegará al corazón de muchas personas.#alessforever”. @mundiario

El último mensaje de Alex Lequio fue una reflexión sobre la felicidad
Comentarios