Buscar

Trump y los Windsor, un complicado encuentro que todos querían evitar

El presidente de EE UU está de visita en Reino Unido y aunque los británicos trataron de evitar que la reina Isabel II se reunirá con el mandatario, la política se ha impuesto en lo que resultará ser una visita muy incómoda.

Trump y los Windsor, un complicado encuentro que todos querían evitar
Donald Trump, presidente de EE UU; e Isabel II, reina del Reino Unido. / RR SS.
Donald Trump, presidente de EE UU; e Isabel II, reina del Reino Unido. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela, escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. @mundiario

Mucho se habló del encuentro que podría tener el presidente de EE UU, Donald Trump, con la reina Isabel II. Dicha reunión se trató de evitar a toda costa, pero la política se ha impuesto y el mandatario conocerá a la reina en la visita de cuatro días que está realizando en Reino Unido. Esta reunión no será la típica cordial y estamos seguros de que rozará la incomodidad debido a la complicada relación que tiene Trump con la Familia Real británica gracias a las declaraciones del propio mandatario.

 

Today #DonaldTrump + #MelaniaTrump paid #QueenElizabeth a visit in Windsor, England. 📸: Getty Images

Una publicación compartida de HELLO! US (@hellomagus) el

 

Se dice que durante su visita, el presidente pretendía lograr una fotografía junto a la reina donde se les vería jugando al golf en Balmoral. Pero esto no ocurrirá ya que el presidente y su señora, Melania Trump, solo asistirán al Palacio de Buckingham a tomar el té con la reina. Esto quedará muy lejos de la foto que logró Ronald Reagan junto a la reina montando a caballo o la cándida visita que realizaron los Obama en 2016, cuando fueron recibidos por los duques de Cambridge, Guillermo y Kate, y el príncipe Harry; momento en que el mandatario se tomó esa mítica foto con el príncipe George. Es común que la Familia Real se movilice para recibir a algún mandatario extranjero, pero a causa del desagrado que genera el presidente estadounidense, en esta ocasión solo será la reina Isabel II quien se encargue manejar la situación.

 

Prince George meets The President and First Lady of the United States.

Una publicación compartida de Kensington Palace (@kensingtonroyal) el

 

Por un lado, dudamos que los príncipes Guillermos y Harry estén dispuestos a tratar con la presencia de Trump debido a las polémicas palabras que este dirigió en varias ocasiones contra la madre de ambos, Diana de Gales. El propio mandatario reveló que cuando el príncipe Carlos se separó de la madre de sus hijos, él intentó por todos los medios conquistarla para convertirla en su esposa. Por aquellos tiempos envió constantemente ramos de flores a la princesa, algo que solo la molestó: “Me da escalofrío”, dijo Diana en una ocasión.

En 1997, cuando la princesa murió, el entonces magnate llegó a revelar que estuvo dispuesto a acostarse con ella “pero solo si se hubiera hecho la prueba del VIH”. En 2007 fue más allá al incluirla en una lista conformada por las mujeres más bellas del mundo, pero donde agregó que “estaba loca, pero ese es un detalle sin importancia”.

No contento con atacar a una de las mujeres más queridas por los ingleses, el presidente también llegó a opinar negativamente sobre la duquesa de Cambridge. En 2011 salieron a la luz las fotos de Kate Middleton en topless, y como es normal, Trump dio su opinión: “Kate Middleton es genial, pero no debería tomar el sol desnuda. La única culpable es ella”, señaló. “Quién no fotografiaría a Kate si se desnuda para tomar el sol y hacer así un montón de dinero. ¡Venga ya, Kate!”. Sabemos que por ahora, los duques de Cambridge están apartados de los actos oficiales debido a su permiso por el nacimiento del príncipe Louis, así que es la excusa perfecta para no reunirse de ninguna manera con los Trump.

 

The Duchess and Prince Harry chat with the First Lady before dinner at Kensington Palace

Una publicación compartida de Kensington Palace (@kensingtonroyal) el

 

Por otro lado, la relación con los duques de Sussex es mucho más complicada. Recordemos que Meghan Markle acaba de unirse a la Familia Real, y antes, siendo aún una actriz llegó a llamar misógino al ahora presidente y expresó que de ganar Trump, ella se quedaría viviendo en Canadá, donde grababa su serie… y así lo hizo.

Aunque la Familia Real no puede hablar sobre política, ni posicionarse a favor o en contra de nadie, son claros con las causas que abanderan. Así es el caso de Meghan quien es una conocida feminista o el príncipe Carlos de Gales, quien aboga por la causas medioambientales, una causa con la que Trump no está muy familiarizado. Sin embargo, el caso más crítico que hemos escuchado de parte de algún miembro de la Familia Real contra el presidente, vino de parte del príncipe Carlos y ocurrió en 2016, cuando habló del populismo: “Estamos viendo el ascenso de muchos grupos populistas en todo el mundo cada vez más agresivos hacia aquellos que pertenecen a una fe minoritaria. Todo esto tiene un perturbador eco con los oscuros días de los años 30”.@mundiario

 

 

#QueenElizabeth #RealDonaldTrump #PresidentDonaldJTrump

Una publicación compartida de Backstage Bombshell (@backstagebombshell) el

 

 

#FLOTUS #FirstLadyMelaniaTrump #Dior #MariaGraziaChiuri | #RealDonaldTrump #PresidentDonaldJTrump #QueenElizabeth

Una publicación compartida de Backstage Bombshell (@backstagebombshell) el