Buscar

MUNDIARIO

La tragedia vuelve a sobrevolar la vida de Lisa Marie Presley con la muerte de su hijo

Benjamin Keough, de 27 años, era el nieto de Elvis Presley, con quien compartía un enorme parecido. Presley estaría desbastada luego de que le notificaran el hallazgo del cuerpo.
La tragedia vuelve a sobrevolar la vida de Lisa Marie Presley con la muerte de su hijo
Lisa Marie Presley y Benjamin Keough. / @lisampresley.
Lisa Marie Presley y Benjamin Keough. / @lisampresley.

Lisa Marie Presley ha tenido una vida llena de muchas complicaciones. Primero perdió a su padre Elvis Presley siendo solo una niña, luego enfrentó grandes diferencias con su madre Priscilla a lo largo de su vida, también se casó y divorció en varias ocasiones con personalidades como Michael Jackson o Nicolas Cage y ahora se enfrenta a la muerte de su único hijo varón, Benjamin Keough.

El cuerpo del jóven de 27 años fue encontrado en su casa en Los Ángeles el domingo y luego e que Presley se enterara, ha estado completamente desolada. "Tiene el corazón destrozado. Adoraba a ese muchacho. Era el amor de su vida. Por eso está inconsolable y totalmente devastada; pero haciendo lo posible por mantenerse fuerte por sus gemelas de 11 años y por su hija mayor, Ridley", ha afirmado una fuente al medio TMZ.

Aunque la familia Presley ha evitado comentar al respecto, los primeros informes aseguran que la muerte no habría sido por causas naturales, sino que el joven se habría disparado tras sufrir una larga depresión. Benjamin nació de la unión de Lisa Marie con Danny Keough en 1993. Este fue el primer matrimonio de Lisa y con Danny sigue manteniendo una buena relación de amistad. Ambos también son padres de la actriz Riley Keough.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Mama Lion with cubs ❤️🖤💚💙🦁🥰

Una publicación compartida de Lisa Marie Presley (@lisampresley) el

 

Benjamin siempre fue un joven que huyó de la fama y de la particular figura de su abuelo, Elvis, con quien irónicamente compartía un asombroso parecido.Tanto así, que en más de un ocasión lo detuvieron en las calles para pedirle un autógrafo. Pese a esto, el joven no solía posar ante las cámaras y no concedía entrevistas, solo aparecía en una que otra foto cuando su madre, con quien compartía un especial cariño, se lo pedía.