Todos los códigos reales que Meghan y Harry se han saltado en su boda

Boda del príncipe Harry y Meghan Markle. RR SS
Boda del príncipe Harry y Meghan Markle. / RR SS

El conocido “príncipe rebelde” y su esposa –ahora Duques de Sussex- marcan un antes y un después en la historia de la monarquía británica y por supuesto, su matrimonio no podía ser para nada tradicional. Veamos algunas normas que la pareja ha preferido dejar de lado para este día especial. 

Todos los códigos reales que Meghan y Harry se han saltado en su boda

La unión del príncipe Harry y Meghan Markle, marca sin duda un antes y un después en la historia de la monarquía británica. Ella: divorciada, feminista, afroamericana y estadounidense. Él: la oveja rebelde de la familia y el dolor de cabeza de la Casa Windsor durante muchos años.

Los ahora Duques de Sussex no son para nada una pareja tradicional y, por supuesto, la pareja ha preferido saltarse algunos códigos reales para disfrutar a su estilo este día tan importante.

Boda del príncipe Harry y Meghan Markle. RR SS

Boda del príncipe Harry y Meghan Markle. / RR SS

Repasemos algunos momentos que nos recuerdan porque Harry y Meghan forman una pareja única y especial:

> Meghan Markle no es una novia típica y quedó demostrado –una vez más- cuando la ahora esposa de Enrique de Gales cruzó el arco de la Capilla de San Jorge sola. En un gesto que, quizás, buscaba hacer gala de la independencia femenina que la estadounidense ha defendido siempre.

> Para la boda, Harry, vistió su uniforme militar, siguiendo la tradición marcada por su abuelo, su padre y su hermano. Sin embargo, fiel a su estilo, el príncipe apostó por una última rebeldía: casarse con barba. El protocolo establece que los miembros de la Armada Británica no pueden llevar barba mientras visten su uniforme, detalla el diario El País. Pero la realidad es que a todos no ha alegrado que, a pesar de sentar cabeza, el nieto menor de Isabel II haya querido hace un guiño a su pasado rebelde.   

Boda del príncipe Harry y Meghan Markle. RR SS

Boda del príncipe Harry y Meghan Markle. / RR SS 

> Tal como esperábamos, al mismo estilo de la Princesa Diana, Meghan Markle prefirió omitir la palabra obediencia en sus votos matrimoniales. Los votos tradicionales establecen que la novia deba jurar ‘amar, cuidar y obedecer” a su futuro esposo. Y aunque en este punto vale la pena recordar que Lady Di fue la primera en romper con el protocolo real en 1981, todos ansiábamos conocer que postura adoptaría Markle.

> Otro punto importante es que los novios prefirieron descartar sus nombres de pila para preservar la cercanía en la ceremonia. La cuestión era sencilla: nada de Henry Charles Albert David ni de Rachel Meghan. En la boda, y como siempre, serían Harry y Meghan. Lo propio ha ocurrido con los votos matrimoniales de los novios: “Yo Harry, te tomo a ti Meghan, como mi esposa de aquí en adelante, en lo bueno y en lo malo, en la riqueza y en la pobreza, en la enfermedad y en la salud, para amarte y cuidarte hasta que la muerte nos separe”.

> Por último, debemos hacer mención a un gesto que nos confirma lo que ya nos imaginábamos: Harry seguirá siendo el mismo niño carismático, pero ahora casado. En medio del "I, will", al esposo de Meghan se le ha escapado una risa nerviosa, lo cual ha despertado las risas en todos los presentes. @mundiario

Boda del príncipe Harry y Meghan Markle. RR SS (6)

Boda del príncipe Harry y Meghan Markle. / RR SS

 

 

Todos los códigos reales que Meghan y Harry se han saltado en su boda
Comentarios