Tessy y Louis de Luxemburgo, el ejemplo de un divorcio perfecto

Tessy Antony-de Nassau, empresaria; y el príncipe Louis de Luxemburgo. RR SS.
Tessy Antony-de Nassau, empresaria; y el príncipe Louis de Luxemburgo. / RR SS.

¿Se imaginan a la Diana de Gales posando con Camilla y Carlos? Si ambos hubiesen tenido la actitud que ha tenido esta expareja, quizás se hubiesen ahorrado mucho dolor.

Tessy y Louis de Luxemburgo, el ejemplo de un divorcio perfecto

Un divorcio es la conclusión de una pareja que ya no puede estar junta. Es el fin de una familia que tardó en componerse pero que finalmente no terminó de funcionar como todo el mundo esperaba. Cuando se es famoso, esta separación suele ser exponencialmente dañina, allí los ejemplos de los múltiples divorcios de Donald Trump, de Brad Pitt con Angelina Jolie o de Pitt con Jennifer Aniston. Inolvidable es la separación del príncipe Carlos y la princesa Diana, un momento vergonzoso para la monarquía.

Pero hay otros casos más amables, imposible no ver con buenos ojos la relación que mantienen Gwyneth Paltrow y Chris Martin, un ejemplo que han seguido Tessy y Louis de Luxemburgo. La exsoldado parece vivir una vida sensacional tras dejar las paredes del Palacio Gran Ducal de Luxemburgo, y es que no solo se ha vuelto a casar, también recibió a su tercer hijo y mantiene una espectacular relación con el padre de sus dos hijos mayores, es decir, el príncipe luxemburgués.

No es ningún secreto que la ex princesa también protagonizó un divorcio amargo con el príncipe Louis, principalmente por los detalles de la manutención de los hijos que comparten: los príncipes Gabriel y Noah. Pero tras llegar a un acuerdo y que Tessy mantuviese el apellido Nassau, la vida de la expareja solo ha ido de lo mejor.

Ahora, en estas fechas tan especiales Tessy recibe en su casa a su ex junto a su actual esposo y los tres hijos que comparte con ambos. Ella misma se ha encargado de hacerlo público a través de sus redes sociales, donde posteó una fotografía donde se ve como su ex y su esposo comparten un semi abrazo junto a los más pequeños de la familia.

 

"Mi banda de hombres", titula la foto. "Siempre haciendo algo espontáneo. A medida que el año llega a su fin y reviso lo bueno y lo malo del año, humildemente, con una sonrisa, puedo confiar en que a pesar de las turbulencias, este año todos nosotros, el núcleo - mi familia, y nuestra salud permanece unida y fuerte. ¿Qué más necesito? ¡Nada! Sintiéndonos agradecidos y listos para el 2022 y nuestras aventuras en familia". Y finaliza le mensaje para que todos sean cuidadosos con la pandemia: "Últimos días de 2021. Manténgase a salvo, especialmente ahora con la nueva variante de ómicron: lamentablemente, las nuevas infecciones se han elevado a máximos históricos en Inglaterra, Francia, Suiza y Estados Unidos".

Pese al coronavirus, la ex princesa la ha pasado en grande dando la bienvenida al pequeño Theodor y celebrando por partida doble el bautizo de su bebé y una boda más formal su esposo Frank Foessel. El príncipe Louis no quiso perderse una ocasión tan especial y asistió acompañado de su prometida, la abogada parisina Scarlett-Lauren Sirgue.

 

Tras abandonar sus títulos cuando se divorció, Tessy se ha reinventado de una manera que nunca pudo como miembro de la casa real. Se dice que su relación con la gran duquesa María Teresa de Luxemburgo nunca fue buena y eso complicó su papel como princesa. Ahora la madre de tres ejerce como diseñadora de moda, empresaria, comunicadora y activista. Llegó a fundar su firma de moda, Human Highness, que ha celebrado desfiles en Suiza, Estonia o Luxemburgo. También compagina su trabajo entre un podcast y su consultora Finding Butterflies, donde presta una mayor importancia a las mujeres emprendedoras. Sin duda todo un logro para una joven que llegó a la Casa gran ducal de forma atropellada tras quedar embarazada sin haberse casado. @mundiario

Tessy y Louis de Luxemburgo, el ejemplo de un divorcio perfecto
Comentarios