Taylor Swift tiene unos nuevos enemigos: sus fans

Taylor Swift, cantante. RR SS.
Taylor Swift, cantante. / RR SS.

Los seguidores de la nueva reina de las polémicas se han enfurecido con la estrella y la acusan de ser muy avariciosa.

Taylor Swift tiene unos nuevos enemigos: sus fans

Taylor Swift no ha terminado de aterrizar en la escena musical luego de tres años de inactividad y ya ha ganado relevancia, popularidad y unas cuantas polémicas. La nueva Taylor lanzó hace poco su nuevo single Look what you made me do dedicado a el matrimonio West-Kardashian, a Katie Perry y sus numerosos ex. El material pertenece a su nuevo trabajo titulado Reputation que saldrá en noviembre y del cual se esperan otras muchas polémicas.

Hasta ahora todo bien, el problema ha llegado con el anuncio de una próxima gira musical que emocionó a todos sus fans, pero que al instante los dejó decepcionados y asombrados por el método que empleará la cantante para que puedan adquirir las entradas.

Según explican los medios estadounidenses como Vogue, la cantante empleará un concurso llamado Taylor Swift Tix, que es un método en donde los fans ganarán puntos para poder adquirir las entradas a su show. El problema es la forma en que tiene que ganar esos puntos, porque para obtenerlos deberán comprar algo del marketing derivado de Reputation: el álbum, los anillos que la cantante usa en el vídeo de Look what you made me do o las camisetas. Se desconoce el precio de la primera, pero sabemos que las camisetas cuestan unos 50$, mientras que los anillos alcanzan los 60$. Otra forma de ganar puntos es reproduciendo los vídeos que lance la cantante y suscribiéndose a su newsletter.

Con estos métodos, sus fans se han sentidos defraudados porque la base de seguidores que tiene Swift es mayoritariamente de jóvenes y menores de edad, por lo que una gran parte no cuenta con grandes beneficios económicos para estar gastando en la mercancía de Reputation, en donde no se incluirá el precio de los tickets, que por ahora se desconoce.

Business Insider, informa que la temática usada por Swift y su equipo es para evitar que terceros adquiriesen las entradas de los conciertos para luego revenderlas a otros precios. A pesar de esto, la base de fans de la cantante está molesta y pide que el método sea cambiando para ser más equitativo entre todos. Por ahora, los seguidores siguen siendo leales, pero su paciencia puede desequilibrarse en cualquier momento.

Taylor Swift tiene unos nuevos enemigos: sus fans
Comentarios