Shakira y Gerard Piqué: crónica de otra historia de amor sin final feliz

Gerard Piqué, futbolista; y Shakira, cantante. / Instagram
Gerard Piqué, futbolista; y Shakira, cantante. / Instagram
La cantante y el futbolista confirman su separación tras 12 años juntos y dos hijos en común. Un repaso al romance que comenzó con unos mojitos en Madrid y termina bajo la sombra de la infidelidad.
Shakira y Gerard Piqué: crónica de otra historia de amor sin final feliz

Es oficial: Shakira y Gerard Piqué se separan. La cantante y el futbolista del FC Barcelona han confirmado este sábado el rumor que ya sonaba con fuerza desde hace días: la pareja ha decidido poner punto final a su relación tras 12 años juntos y dos hijos en común. "Lamentamos confirmar que nos estamos separando. Por el bienestar de nuestros niños, que son nuestra máxima prioridad, pedimos respeto a la privacidad. Gracias por su comprensión", han expresado los famosos en un escueto comunicado difundido por la agencia de comunicación de la intérprete de Don't wait up.

26 palabras que entierran ¿definitivamente? uno de los romances más famosos y seguidos de la escena española. Una historia de amor que comenzó hace más de una década con unos mojitos en Madrid y que termina bajo la sombra de la infidelidad.

El inicio de todo

El mito dice que Shak y Piqué se conocieron durante la grabación del videoclip de Waka Waka, el himno del Mundial de fútbol de Sudáfrica de 2010. Pero la realidad es que el defensa de La Roja y la colombiana se conocieron antes: fue en Madrid, en el marco del festival Rock in Rio, que se celebró en mayo de ese año.  

"La conocí en Madrid antes de ir al Mundial y el primer día le dije que nos encontraríamos en la final, yo siempre valiente. Ella cantaba el himno del Mundial en la ceremonia y yo daba por hecho que jugaríamos aquel partido", recordó el deportista en una entrevista con el medio L'Esportiu en 2020.

La propia Shakira ha dado detalles de ese encuentro en una de sus canciones. “La vida me empezó a cambiar la noche en que te conocí, tenía poco que perder y la cosa sigue así”, dice una estrofa de Me Enamoré, un tema que la celebridad dedicó al padre de sus hijos. “Pensé: Este todavía es un niño, pero, ¿qué le voy a hacer?”, sigue la canción, en un claro guiño a la diferencia de edad que existe entre los dos (cuando conocieron, Shakira tenía 33 años y Piqué, 23). “Un mojito, dos mojitos. Mira que ojitos bonitos. Me quedo otro ratito”.

"El tema describe (...) qué sentí cuando le vi en Los Ángeles: ¡como si me hubiera caído un rayo! Fue en ese momento que cambió toda mi vida", reveló la cantante a la publicación alemana Bunte.

 

Unos meses después de ese encuentro ocurrió lo que ya sabemos: los famosos volvieron a coincidir en Sudáfrica. Shakira, que ya era una estrella consagrada en todo el mundo, fue la voz oficial de ese Mundial, en el que todos cantamos o bailamos al ritmo de su Waka Waka. Piqué, por su lado, tocó la gloria cuando la selección española de fútbol levantó su primera copa del mundo. Pero detrás de la euforia por el fútbol ocurrió algo más: se coció la historia de amor que poco después conquistaría al mundo. 

"Gané el título más grande que uno puede conseguir y conocí al amor de mi vida. Volví de Sudáfrica siendo una persona diferente y viví una experiencia inolvidable", reconoció Gerard. 

Romance oficial

Los rumores sobre el romance de Shakira y Piqué comenzaron a ocupar los titulares poco después. Y en marzo de 2011 finalmente llegó la confirmación. Fue la propia Shakira quien hizo oficial el noviazgo con una publicación en Twitter: una fotografía de los enamorados abrazados, que la intérprete acompañó del "Les presento a mi sol...".

 

Antes, los famosos ya habían celebrado por primera vez juntos su cumpleaños, aunque esto no trascendió a los medios sino hasta mucho después. Recordemos que Shak y Gerard nacieron el mismo día (2 de febrero) pero con una década de diferencia.   

La relación de las celebridades se consolidó rápido como una de las favoritas del panorama nacional e internacional. Los paparazzis seguían a la pareja a todas partes, ocupaban titulares, protagonizaban escenas románticas en los partidos del Barcelona, en los conciertos de la cantante y, por supuesto, en las redes sociales.

Los rumores de boda iban y venían, pero los enamorados dejaron claro que no estaban interesados en darse el 'sí, quiero' en una ceremonia religiosa o por lo civil. "Me gusta cómo estamos ahora, cómo funcionamos como pareja y no sentimos la necesidad de estar casados", dijo Piqué en una entrevista con Gary Neville.

2013 y 2015: llegan Milan y Sasha  

Dos años después del inicio de su relación, el 22 enero de 2013, Shakira y Piqué le dieron la bienvenida a su primer hijo juntos: Milan Piqué Mebarak. Y dos años después, el 29 de enero de 2015, llegó el segundo retoño: Sasha.

La familia feliz residía hasta hace poco en su mansión de Esplugues de Llobregat, muy cerca del Camp Nou y a solo unos minutos en coche del colegio de los pequeños.

 

Rumores, problemas, canciones...

A partir de 2016 comienzan los problemas… y los rumores. La pareja entró en un ciclo de altibajos de los que siempre, contra todo pronóstico, logró recuperarse, mientras cada uno lidiaba con sus propios problemas personales.

Shakira reveló que en 2017, después de ser madre por segunda vez, estuvo a punto de abandonar su carrera en la industria musical y fue Piqué quien la alentó a seguir. "Decidí que en cuanto Sasha fuera lo suficientemente independiente volvería al estudio de grabación. Pero no tuve en cuenta el conflicto entre mis dos almas y los temores que surgían. Me sobrevino el miedo escénico. Estaba confusa, tuve la tentación de retirarme y dejarlo todo", explicó en una entrevista para la edición italiana de Vanity Fair. "Gerard me desbloqueó. Me dijo alto y claro que él nunca me permitiría que me retirara de la música. ‘Tú te retirarás cuando ya no tengas nada que decir. Y ahora sal fuera y haz lo que sabes hacer’. Tenía razón, yo solo estaba asustada, aterrorizada".

Ese mismo año, Shakira se embarcó en el esperado Dorado World Tour, que la llevó de nuevo a los escenarios tras una pausa larga, aunque con un retraso inesperado porque sufrió una hemorragia en las cuerdas vocales. Y la Agencia Tributaria la denunció a la Fiscalía por un presunto delito fiscal entre 2012 y 2014.

Piqué, entre tanto, se convirtió en blanco de críticas por su postura a favor del referéndum por la independencia de Cataluña. La pareja estaba de nuevo en el ojo del huracán, pero también había motivos para celebrar: el álbum El Dorado de la cantante ganó un premio Grammy en la categoría de mejor álbum de música pop latina; y el futbolista renovó por el Barça hasta el 2022.

El final de la historia

Tras varios años ‘tranquilos’, en los que cada uno se ha enfocado principalmente en sus hijos y en sus proyectos (Shakira con nueva música y Piqué con su empresa Kosmos), el 2022 arrancó agitado para los famosos.  

El futbolista está en el centro de la polémica por el escándalo de los audios, conversaciones y documentos sobre la comisión multimillonaria que recibió por cerrar el acuerdo de la celebración de la Supercopa en Arabia Saudí junto a Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol. La cantante, por su parte, se enfrenta a unas cuentas pendientes con Hacienda, después de que la Audiencia de Barcelona avalara que la estrella vaya a juicio por haber defraudado presuntamente 14,5 millones de euros entre 2012 y 2014.

Y llegaron los rumores de infidelidad… la gota que derramó el vaso. Shakira y Piqué anunciaron su separación este sábado después de días de intensos rumores, noticias y teorías, todas surgidas a raíz de una exclusiva lanzada por las periodistas Laura Fa y Lorena Vázquez en su podcast Mamarazzis: "La cantante lo ha pillado con otra y se van a separar".

Lo dicho: otra historia de amor sin final feliz. @mundiario

Shakira y Gerard Piqué: crónica de otra historia de amor sin final feliz
Comentarios