Los Satélites vuelven a Asturias, siempre con gran éxito

Sito Sedes, con Los Satélites, en Grado (Asturias). / Mundiario
Sito Sedes, con Los Satélites, en Grado (Asturias). / Mundiario

Como Los Satélites me invitaron a cantar, subí al escenario. La pierna izquierda no paraba de temblar pero pude hablar: tuve fuerza suficiente para recordar a todos mis amigos de la orquesta SyCora Boys, la sala Maijeco, Adán Coto, Alberto Rancaño...

Los Satélites vuelven a Asturias, siempre con gran éxito

Las fiestas de Pascua ya pasaron y también San Jorge y San Marcos. Solo queda dar los últimos toques a los ensayos. El verano ya está ahí y a las orquestas más punteras seguro que les quedan muy pocas fechas libres. Ojalá todas tengan mucho trabajo y que nuestras fiestas sigan disfrutando de la buena música, como siempre, y que cuando llegue el final del verano que no desaparezca ninguna orquesta; últimamente se fueron la Sintonía de Vigo, Los Player's y Poceiro, nombres muy importantes y algo que a mí, personalmente, me pone triste, porque se va algo que forma parte de vida artística con etapas importantes para todos los músicos de Galicia.

Cuando nací ya existían las fiestas, y no me gustaría que en mi tierra desapareciesen más orquestas, porque no pueden faltar las fiestas de ningún pueblo; eso tenemos que cuidarlo.

Sé que los tiempos han cambiado. Cuánto me gustaría en mis tiempos tener un buen equipo de sonido como los que tienen actualmente y, sobre todo, un buen técnico. También, un buen escenario. En cambio en mi época ya había muy buenos músicos y el repertorio estaba muy cuidado. Además, cada orquesta tenía mas o menos su repertorio, no todas las orquestas tocábamos los mismos temas. Pero el tiempo pasa y ahora me gusta  soñar: recordar aquella época de las grandes orquestas, las fiestas llenas de gente  y el agradecimiento del público. "Para el próximo año resérvame la fecha...", una frase así era –y es– algo muy grande.

Eva Iglesias canta con Los Satélirtes. / YouTube

Sigo disfrutando de la música, con recuerdos agradables. Días atrás me encontré con Elías, un gran músico, trompetista de la orquesta Los Satélites de A Coruña.

– "El domingo actuamos en Grado (Asturias). ¿Por qué no te animas y vienes con nosotros?", me dijo.

En mi mente surgieron los recuerdos de estas fiestas y la gente que yo conocí. Llamé  al director, a Javier, le dije que me reservase un asiento en el autocar y, sin ningún problema, "salimos a las cuatro".

Salimos a las cuatro: en otros tiempos habría que salir a las doce para subir la cuesta de la Espina y todas las curvas del mundo, Parada en Navia, como siempre, Cornellana y Grado.

Lo primero que hice al bajar del autocar fue visitar el parque donde se celebran las fiestas de verano. Lo vi muy bien cuidado, por allí estaba la cafetería que mi época llevaban Los Archiduques..., luego llegó un paseo por el centro, las confiterías con los tociniños, los bares de siempre  y el público, como siempre, de diez.

Sito Sedes, con Los Satélites, en Grado (Asturias). / Mundiario

Sito Sedes, con Los Satélites, en Grado (Asturias). / Mundiario

Como quiera que Los Satélites me invitaron a cantar, subí al escenario. La pierna izquierda no paraba de temblar pero pude hablar: tuve fuerza suficiente para recordar a todos mis amigos de la orquesta SyCora Boys, la sala Maijeco, Adán Coto, Alberto Rancaño y su mujer, a gente de Novellana, amigos de Tineo... Canté como si fuese la primera vez. También se celebraba la fiesta de la Primera flor, como en el año 1972. A partir de aquel año fueron muchas, muchas veces las que actuamos en Grado y todas estas satisfacvciones se las debo a la que fue, es y será siempre mi gran orquesta: Los Satélites. Casi se me olvida decir que me aplaudieron mucho y también que se me escapó una lágrima, pero era de emoción. Un día me dijo un amigo refiriéndose a Los Satélites: "Esta gran calidad necesita un aplauso, mas cariñoso". Pues es verdad. @mundiario

Los Satélites vuelven a Asturias, siempre con gran éxito