Buscar

MUNDIARIO

Rihanna inicia una batalla legal contra su padre

La cantante tiene un largo historial conflictivo con su progenitor, quien al parecer, estaría utilizando el nombre de la barbadense para llenarse los bolsillos sin el consentimiento de esta.

Rihanna inicia una batalla legal contra su padre
Rihanna, cantante. / Twitter @rihanna
Rihanna, cantante. / Twitter @rihanna

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Una de las batallas legales del año inicia, no hablamos del matrimonio Bezos, sino de la demanda que acaba de introducir Rihanna contra su padre, Ronald Fenty y un socio que habrían fundado la empresa Fenty Entertainment, la cual estaría llegando a acuerdos en nombre de la cantante sin que esta haya dado su consentimiento expreso. Los documentos legales obtenidos por The Blast señalan que: “Aunque el señor Fenty es el padre de Rihanna, no tiene, y jamás ha tenido, la autoridad para actuar en nombre de Rihanna”. Con dicha demanda, la barbadense busca defender “nombre, reputación, buenas intenciones y privacidad”.

La empresa de su padre, no tiene nada que ver con Fenty Beauty de Rihanna, la famosa línea de cosméticos que ahora se está extendiendo a sectores de la moda. El padre de la cantante incluso habría intento registrar la marca Fenty para crear una franquicia de hoteles boutique. La cantante habría intento varias veces llegar a una batalla legal enviando solicitudes del cese de la marca y que su padre acabe con Fenty Entertainment.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#THICC @fentybeauty DEC. 26.

Una publicación compartida de badgalriri (@badgalriri) el

 

En los documentos adquiridos por el medio también se refleja que Ronald habría llegado a acuerdos en nombre de su hija, como una gira de conciertos por Latinoamérica, a cambio de unos 15 millones de euros; o dos shows en el Staples Center de Los Ángeles y el T-Mobile Arena de Las Vegas de 400.000 dólares.

La relación entre padre e hija es complicada. La cantante ha confesado que creció en un hogar conflictivo y que siempre veía cómo su padre golpeaba a su madre, a quien incluso llegó a romperle la nariz. Hace poco, la barbadense había publicado unas imágenes de ambos en Instagram, dejando saber que las aguas se habían calmado, pero con este conflicto en puertas, parece que ambos no gozan ya de una buena relación. @mundiario

.