La reina Camilla se compromete a no utilizar más pieles en su vestuario

Reina Camilla del Reino Unido. / @theroyalfamily.
Reina Camilla del Reino Unido. / @theroyalfamily.
La reina consorte ha enviado una carta a PETA comprometiéndose a no volver a comprar pieles para su vestuario. Esta decisión sigue los pasos de la reina Isabel II, quien también anunció en 2019 que no adquiriría nuevas prendas de piel para su armario.
La reina Camilla se compromete a no utilizar más pieles en su vestuario

La decisión de la reina Camilla de no adquirir pieles para su vestuario marca un hito en la historia de la monarquía británica. Esta acción, comunicada a través de una carta enviada a PETA, refleja un cambio en la actitud hacia el uso de pieles en la moda y sigue los pasos de la reina Isabel II, quien tomó una decisión similar en 2019.

El compromiso de la reina consorte con el bienestar animal ha sido recibido con elogios por parte de PETA y otras organizaciones defensoras de los derechos de los animales. Esta medida no solo refleja un cambio en las prácticas de la monarquía, sino que también envía un mensaje sobre la importancia de respetar la vida y el bienestar de los animales.

La carta enviada por la reina desde el Palacio de Buckingham subraya su compromiso personal con la causa y su deseo de alinearse con los valores éticos que promueve PETA. Este gesto representa un paso significativo hacia un mundo más compasivo y consciente de los derechos de los animales.

El compromiso ético de la esposa de Carlos III se suma a otras acciones tomadas por la monarquía británica en favor del medio ambiente y el bienestar animal. En 2022, el rey Carlos III prohibió el foie gras en todos los palacios reales, demostrando así su compromiso con la protección de los animales y el medio ambiente.

Este compromiso con el bienestar animal es una faceta importante del reinado de Carlos III y Camilla, quienes han demostrado un profundo interés por promover prácticas éticas y sostenibles. Desde el uso de aceitunas en lugar de aceites de origen animal hasta la renuncia al pergamino de piel en documentos oficiales, la monarquía británica está adoptando un enfoque más consciente y respetuoso hacia los animales y el medio ambiente.

La decisión de la reina Camilla de no comprar pieles para su vestuario representa un paso significativo hacia un mundo más ético y compasivo. Su compromiso con el bienestar animal refleja un cambio positivo en la actitud hacia el uso de pieles en la moda y envía un poderoso mensaje sobre la importancia de respetar la vida y el bienestar de los animales en nuestra sociedad. @mundiario

Comentarios