Cuatro razones por la que OT 2018 no está funcionando

Operación Triunfo. / RR SS
Operación Triunfo. / RR SS.

Operación Triunfo 2017 fue uno de los mejores éxitos televisivos del año pasado en España, pero este año, el programa no está funcionando como se esperaba y viene convirtiéndose en algo cada vez más olvidadizo.

Cuatro razones por la que OT 2018 no está funcionando

La nueva edición de Operación Triunfo (OT) 2018 no está funcionando al mismo nivel que la edición del programa pasado. Ojo, no se trata de una falta de talento, sino que como todos los programas de telerrealidad, la producción suele inmiscuirse más de lo necesario y no dejar que algunas cosas sigan su cauce.

Estas son algunas de las razones por las que OT 2018 no está funcionando:

 > Amaia marcó muchos corazones: en la pasada edición conocimos a la divertida y sincera Amaia que para bien o para mal, dejó huella. Esto quiere decir que en esta edición (y en las próximas) como mínimo debería aparecer un personaje que pueda deslumbrar como ella o siempre estaremos pensando en lo que Amaia decía o hacía. Lo de la cantante no era solo talento, sino su arrolladora personalidad que terminó por conquistar a cientos y llevarla hasta lo más alto del programa.

> Ana Torroja: no tenemos nada contra la cantante, pero sucede que no es Mónica Naranjo o que es lo mismo, es demasiado amable. No es tan exigente, ni excesiva con los concursantes. No se expresa lo suficiente como para que nos creamos que realmente está para impulsar el talento de los jóvenes y no por la paga.

> Problemas técnicos: otro detallito que no se le ha pasado a los seguidores del programa, es que el sonido no tiene calidad. Recordemos que se trata de un programa de talentos en directo, por lo que esperamos no perdernos nada.

> Lo importante es la música: en la búsqueda por embellecer todo, las producciones intentan ensalzar un poco los momentos decisivos. Al público le encanta ver un poco de drama o instantes decisivos, pero cuando en un show musical esto es lo más importante que ocurre, entonces las cosas van mal. La idea es esperar con ansias las interpretaciones de los talentosos cantantes, pero ni las elecciones de canciones ni los espectáculos están dando la talla, en cambio, nos concentramos en pequeños momentos como ese en que Miki decía “ojalá los hombres dejáramos de hacer esas cosas”, en referencia al acoso.

Aún queda mucha tela que cortar por lo que podríamos esperar a ver si los talentos terminan de salir de su caparazón y nos dejan momentos musicales más impactantes, que al fin de cuenta, eso es lo que todo buscamos ver. @mundiario

Cuatro razones por la que OT 2018 no está funcionando