¿Qué significa la retirada del tratamiento de Alteza Real para el príncipe Andrés?

Isabel II junto al príncipe Andrés de Inglaterra. / RR SS.
Isabel II junto al príncipe Andrés de Inglaterra. / RR SS.

El duque de York no es el primer miembro de la familia real al que se le retira dicho tratamiento. Diana de Gales o el príncipe Harry son otros renegados de la familia.

¿Qué significa la retirada del tratamiento de Alteza Real para el príncipe Andrés?

La reina Isabel II impuso una serie de castigos contra el príncipe Andrés, duque de York, por su implicación en un caso de abuso sexual que podría llevarlo a sentarse en el banquillo en un tribunal de Nueva York. La monarca decidió retirarle todos sus títulos militares y también los patronazgos reales de forma inmediata, dejando saber también que no volverá a representar a la Corona de forma oficial.

La decisión de Isabel II, que para algunos tardó un poco, fue tomada tras sopesarla con sus herederos, el príncipe Carlos de Gales y el príncipe Guillermo, autores también de la salida de Andrés del núcleo de la monarquía cuando ya se había conocido su amistad con Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell.

Otras de las cosas que el duque de York también ha perdido ha sido el tratamiento de ‘Su Alteza Real’. Esto ha llamado la atención poderosamente ya que se trata de un estilo que utilizan los miembros más importantes de las monarquías y representa su importancia dentro de la misma realeza.

El príncipe obtuvo el tratamiento desde su nacimiento al ser el hijo de la soberana. El tratamiento es ampliamente utilizado por las Casas reales europeas superiores como las que reinan en Dinamarca o Suecia, mientras que en Mónaco al ser solo un principado los miembros de la familia Grimaldi tienen el tratamiento de ‘Alteza Serenísima’.

 

En siglos anteriores quizás encontrábamos más Altezas Reales principalmente debido a la baja tasa de natalidad y la muerte temprana de los miembros de la realeza. Ahora muchas casas reales han optado por disminuir su uso, dejando que lo usen los miembros principales y en activo de las familias. Así vemos como el príncipe Eduardo de Wessex y la Princesa Real Ana optaron por no permitir que sus hijos sean príncipes y princesas con el tratamiento de Alteza Real. ¿La razón? sus hijos están lejos de la sucesión del trono, por lo que no desempeñarán actividades oficiales para la Corona salvo ciertas apariciones puntuales. Al prescindir del tratamiento, también ganan más privacidad y la oportunidad de tener una vida más normal.

Sin embargo tener el tratamiento es una dignidad reservada para los hijos y nietos del monarca, además, del hijo mayor del hijo del príncipe de Gales. Así vemos como las hijas del príncipe Andrés, Eugenia y Beatriz, son princesas y tienen el tratamiento. De igual forma, tienen este tratamiento los tres hijos del príncipe Guillermo, hijo mayor de Carlos de Gales, que recibieron este honor tras la intervención de Isabel II. Los Cambridge se convertirán en la futura familia real y tendrán un papel destacado en la monarquía, por eso no sorprende que Isabel II haya extendido el tratamiento para los dos hijos menores del duque de Cambridge, la princesa Charlotte y el príncipe Louis.

 

Al perder la dignidad Andrés pierde importancia dentro de las monarquías. Ya nadie debe realizar una reverencia en su presencia, tampoco está habilitado para recibir dinero público ni seguridad de parte del gobierno británico.

En la historia reciente hay varios casos de miembros de la familia de Isabel II que perdieron la dignidad. Ahí están el príncipe Harry y Meghan Markle, que tras dejar la monarquía en 2020 perdieron el tratamiento. También está el caso de la madre de Harry que al divorciarse del príncipe Carlos perdió el tratamiento pero se le permitió ser conocida como Diana, princesa de Gales. Lo mismo ocurrió con la exesposa del príncipe Andrés, Sarah Ferguson, que mantuvo el título de duquesa de York pero no el tratamiento de Alteza Real.

La retirada de sus títulos militares, patronazgos y el tratamiento de Alteza Real seguramente fue un golpe muy duro para el duque de York, de quien se dice siempre se congració con la aristocracia y la alta sociedad haciendo valer su importancia como príncipe e hijo de la monarca. Ahora vive oculto en los terrenos del Castillo de Windsor, cerca de su madre.  @mundiario

¿Qué significa la retirada del tratamiento de Alteza Real para el príncipe Andrés?
Comentarios